Florida inicia cambio de reglas para prohibir atención de afirmación de género

·4  min de lectura

La Junta de Medicina de Florida votó para considerar un nuevo estándar de atención para la juventud trans en el estado que entra en conflicto con las principales asociaciones médicas, las pautas federales y las demandas urgentes de los activistas LGBT+ y los proveedores de salud, en una decisión que los críticos calificaron de ataque político contra las personas trans por parte del gobernador Ron DeSantis y su administración.

El 5 de agosto, la junta aceptó una solicitud del principal funcionario de salud de Florida para rechazar lo que calificó falsamente de tratamientos “experimentales” que carecen de “evidencia de calidad” después de que el estado emitiera una guía ampliamente desacreditada contra la atención médica de afirmación de género, incluidas las medidas de transición “social” como cambiar los pronombres o usar ropa diferente.

La decisión de la junta designada por el gobernador inicia un proceso formal de cambio de reglas que negaría a la juventud trans recibir dicha atención y los obligaría a detransicionar. El proceso podría llevar varios meses y no instituye de inmediato una prohibición de la atención de afirmación de género, como los bloqueadores de hormonas y las terapias de reemplazo de hormonas.

Los investigadores citados en el memorando de abril del Departamento de Salud de Florida dijeron que su trabajo fue tergiversado en un intento de justificar la negación de la atención de afirmación de género a la juventud trans de Florida.

Un informe de Vice encontró que las 12 citas en el memorando distorsionan el trabajo que se citó o provienen de fuentes explícitamente antitrans. El Departamento de Salud de Florida afirma que no pudo encontrar ninguna evidencia que indicara que tales tratamientos son seguros, etiquetándolos de “experimentales”, a pesar del trabajo que citaron afirmando lo contrario.

El departamento de salud bajo la dirección del Cirujano General Joseph Ladapo solicitó a la Junta de Medicina del estado que prohíba la “cirugía de reasignación de sexo o cualquier otro procedimiento que altere las características sexuales primarias o secundarias para el tratamiento de la disforia de género”, incluidos los bloqueadores de la pubertad y las terapias de reemplazo hormonal, para pacientes menores de 18 años.}

Las pautas actuales no recomiendan las cirugías de afirmación de género para menores de 18 años, y usualmente no son elegibles para transición quirúrgica.

La junta también señaló que nunca ha recibido alguna queja relacionada con la atención de afirmación de género, ni hay un historial de quejas de este tipo en el estado.

Los adultos que buscan dicha atención también deben buscar la aprobación de la junta, según el departamento de salud.

El departamento también sugirió que los médicos que ya están dando este tipo de atención a sus pacientes deberían dejar de hacerlo, lo que permitiría al estado obligar a las personas trans de Florida a detransicionar.

La guía emitida por Ladapo va en contra de la guía de salud federal que determina que la atención de afirmación de género para jóvenes trans es “crucial para la salud y el bienestar general, ya que permite que el o la niña o adolescente se concentre en las transiciones sociales y puede aumentar su confianza mientras avanza por el sistema de salud”.

En junio, Ladapo le dijo a la junta estatal que la evidencia ampliamente respaldada por profesionales médicos que apoyan la atención de afirmación de género es “extraordinariamente débil”, y que el estado debe “proteger a los niños de la medicina basada en la política”.

Una declaración conjunta de Lambda Legal, Southern Legal Counsel, Florida Health Justice Project y National Health Law Program instó a la junta a “dejar de jugar a la política con la atención médica de las personas” y rechazar las pautas del estado, que van en contra de la guía de la Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero, la Asociación Médica Estadounidense, la Academia Estadounidense de Psiquiatría Infantil y Adolescente, la Academia Estadounidense de Pediatría y la Academia Estadounidense de Médicos Familiares, entre otros.

“Las pautas existentes, bien establecidas y basadas en la evidencia ya orientan a los médicos en la prescripción de tratamientos para la disforia de género”, según declararon los grupos.

Cambiar esos estándares de atención “haría más difícil o incluso imposible que los médicos en Florida brinden a los y las pacientes trans lo que se reconoce ampliamente como atención médicamente necesaria para la disforia de género”, escribieron. “La propuesta se basa en una clara animosidad hacia las personas trans, así como en la pseudociencia”.

Sarah Warbelow, directora legal de Human Rights Campaign, dijo que el “ataque a los y las floridanas trans” del gobernador DeSantis es un “esfuerzo para dividir a padres, niños y sus maestros y médicos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.