Florida declara estado de emergencia para 34 condados por tormenta subtropical Nicole

Una declaración de emergencia fue emitida este lunes para 34 condados de la Florida por la tormenta subtropical Nicole que podría convertirse en un huracán o tener fuerza de casi ciclón cuando llegue a la costa este del estado.

Se pronostica que la tormenta subtropical Nicole se fortalecería el 8 de noviembre en la noche antes de llegar a la Florida.
Se pronostica que la tormenta subtropical Nicole se fortalecería el 8 de noviembre en la noche antes de llegar a la Florida.

El gobernador Ron DeSantis emitió una orden ejecutiva declarando Estado de Emergencia para los condados que están en la posible trayectoria de Nicole y las personas puedan prepararse y y las empresas crear un plan y reunir los recursos necesarios en caso de que la tormenta gane fuerza.

“Si bien esta tormenta no parece, en este momento, que se volverá mucho más fuerte, insto a todos los floridanos a estar preparados y escuchar los anuncios de los funcionarios locales de manejo de emergencias”, dijo DeSantis. “Continuaremos monitoreando la trayectoria y la fuerza de esta tormenta a medida que avanza hacia Florida”.

Independientemente de la intensidad o la trayectoria exacta de Nicole, se recuerda a los floridanos que se preparen para un mayor riesgo de inundaciones costeras, fuertes vientos, lluvia, corrientes de resaca y erosión de las playas. Se pueden esperar ráfagas de viento tan pronto como el martes a lo largo de la costa este de Florida, informó.

Los condados Miami-Dade y Broward, que están en el cono de incertidumbre del Centro Nacional de Huracanes (NHC), se encuentran entre los 34 bajo emergencia.

El resto de los condados son Brevard, Charlotte, Citrus, Clay, Collier, DeSoto, Duval, Flagler, Glades, Hardee, Hendry, Highlands, Hillsborough, Indian River, Lake, Lee, Manatee, Martin, Nassau, Okeechobee, Orange, Osceola, Palm Beach, Pasco, Polk, Putnam, Sarasota, Seminole, St. Johns, St. Lucie, Sumter y Volusia.

La trayectoria a cinco días del NHC coloca a Nicole tocando tierra en la Costa del Tesoro de la Florida.

Daniella Levine Cava, alcaldesa de Miami-Dade, anunció en una conferencia de prensa que el condado está tomando todas las medidas necesarias para prepararse para el mal tiempo como vientos fuertes, las lluvias y las inundaciones.

La tormenta podría provocar una marejada ciclónica al norte del condado de 1 a 2 pies sobre el nivel normal de las aguas, previno.

“En este momento no esperamos ningún impacto hasta el miércoles. Las elecciones del martes continúan sin interrupción y si aún no han votado los invito a hacerlo”, dijo.

Instó a los residentes y a los visitantes a prepararse y afirmó que hasta el momento todos los servicios del condado permanecen abiertos.

Nicole se fortalecería

El NHC advirtió que la tormenta que se formó este lunes podría convertirse en un huracán o tener fuerza casi de ciclón cuando se desplace sobre el noroeste de las Bahamas y la costa este de la Florida y pronosticó un clima peligroso prolongado.

Jamie Rhome, director encargado del NHC, dijo que era probable que Nicole llegue a Florida como “una tormenta tropical de máxima intensidad o un huracán de mínima intensidad”.

“No estamos pronosticando un gran huracán. No estamos pronosticando una rápida intensificación en este momento”, dijo Rhome y pidió a los residentes de la Florida y del sureste de EEUU a “tomar esto en serio y prestar atención”.

El sistema mantenía vientos máximos sostenidos de 45 mph (75 km/h) el lunes y se encontraba a 415 millas (665 km) al este del noroeste de las Bahamas.

“Se pronostica un ligero fortalecimiento esta noche o el martes, con un nivel más rápido de intensificación el martes por la noche y el miércoles. Se esperaba que Nicole estará en o cerca de la intensidad de un huracán el miércoles mientras se mueve cerca o sobre el noroeste de Bahamas”, vaticinó el NHC en su boletín de las 4:00 p.m.

El NHC había dicho horas antes que “no está descartado que Nicole alcance la fuerza de un huracán, especialmente dado lo cálidas que son las aguas en las cercanías de las Bahamas”.

Una vigilancia de huracán estaba vigente para la costa este de la Florida desde la frontera entre los condados Volusia y Breward hasta Hallandale Beach y el lago Okeechobee y de tormenta tropical para esos condados, y desde el sur de Hallandale Beach hasta el norte de Ocean Reef, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

La División de Manejo de Emergencia de la Florida precisó que la vigilancia de huracán incluye a los condados Breward, Broward, Indian River, Martin, Palm Beach y St. Lucie, mientras que otros 11 están bajo vigilancia de tormenta tropical.

También se mantenía una vigilancia de marejada ciclónica para la costa este de Georgia y de la Florida y el gobierno de Bahamas puso en vigencia una alerta de huracán para el noroeste del archipiélago.

El centro de Nicole se aproximará al noroeste de las Bahamas el martes donde se moverá sobre o cerca del archipiélago para luego acercarse a la costa este de la Florida el miércoles en la noche, informó el NHC.

El subdirector encargado del Centro Nacional de Huracanes (NHC), Michael Brennan, dijo el domingo que “uno de los aspectos que queremos enfatizar es que es un sistema muy grande y es muy probable que veamos impactos en una zona de gran tamaño independientemente del lugar a dónde se dirija (...) Tendremos una zona de vientos muy grande en la costa este de EEUU, incluyendo la costa este de la Florida, las Carolinas y Georgia por varios días”.

Los vientos de 40 mph se extienden hasta 310 millas (500 km) desde el centro de la tormenta.

Impactos de la tormenta

Los meteorólogos pronostican que el sistema afectaría con fuertes vientos, lluvias intensas, inundaciones, erosión de playas, alto oleaje y poderosas corrientes marítimas.

El NHC dijo que la marejada ciclónica puede tener de 3 a 5 pies sobre el nivel normal de las aguas en la costa noroeste de las Bahamas, podrían caer de 2 a 4 pulgadas de lluvias con máximo de 6 pulgadas entre el martes y el jueves.

Si Nicole impacta a la Florida como un huracán sería “bastante raro” porque solo un ciclón lo ha hecho en noviembre y fue en 1851, según John Morales, meteorólogo de NBC6.

El estado ha sido golpeado nueve veces por sistemas tropicales en noviembre durante los últimos 170 años, aproximadamente un cinco por ciento de probabilidad en cualquier año.

“Pero lo que es excepcionalmente raro es que la península de Florida sea golpeada por un huracán, independientemente de dónde se haya originado, en el mes de noviembre. Solo hay un huracán registrado que azotó la península en noviembre, que se remonta a 1851: el llamado huracán Yankee que azotó Miami Beach (cerca de la actual Bal Harbour) el 4 de noviembre de 1935. ¡Era de categoría 2!”, dijo.

Los problemas a lo largo de la costa atlántica esta semana podrían empeorar con la luna llena, que tiende a aumentar los niveles de las mareas en comparación con el resto del mes. La próxima luna llena ocurrirá el martes 8 de noviembre justo el día de las Elecciones en Estados Unidos, advirtieron los meteorólogos de AccuWeather.

“Solo los mares tormentosos de la tormenta tropical podrían afectar las líneas de cruceros, los barcos de pesca comercial y las operaciones de envío globales desde el Caribe hasta el Atlántico occidental”, dijo el meteorólogo principal de AccuWeather, Adam Douty.

Esta vigente un aviso marino para el Caribe y el suroeste del Atlántico sobre las condiciones significativas o potencialmente peligrosas que pudieran registrarse en el mar con olas con altura de 1/3 más alto de lo normal. “Las ondas pueden ser más del doble de la altura significativa de una ola”, dijo el NHC.