Florida y otros cuatro estados de EEUU registran récord diarios de casos de COVID-19

Por Gary McWilliams y Nathan Layne
FILE PHOTO: Texas faces rising coronavirus cases

Por Gary McWilliams y Nathan Layne

HOUSTON, 27 jun (Reuters) - Florida y otros cuatro estados de Estados Unidos registraron el sábado récord diarios de casos de COVID-19, lo que destaca el empeoramiento de la propagación del coronavirus en partes del sur y el oeste del país norteamericano, cuyas autoridades están revirtiendo sus planes de reapertura.

El número de casos confirmados del virus en Estados Unidos aumentó a más de 2,5 millones el sábado, según un recuento de Reuters. Más de 125.000 estadounidenses han muerto de COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, la cifra de decesos oficiales más alta del mundo.

Florida informó el sábado por la mañana de 9.585 nuevas infecciones en las últimas 24 horas, un récord por segundo día consecutivo, mientras que Arizona registró 3.591 nuevos casos de COVID-19, una cifra que coincide con su récord anterior del martes.

Nevada reveló 1.099 casos, el doble de su máximo anterior, mientras que Carolina del Sur y Georgia reportaron 1.604 y 1.990 nuevas infecciones, respectivamente, cifras que también marcaron nuevos récord diarios.

El rebrote ha sido más pronunciado en algunos de estados del sur y el oeste que reabrieron antes y de manera más agresiva, en una señal de advertencia respecto a lo ilusorio que sería cualquier progreso percibido en el control de la enfermedad.

El viernes, cuando Estados Unidos registró su mayor aumento diario de casos, el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, dijo que la estrategia actual del gobierno de encontrar y aislar a las personas infectadas "no está funcionando", en parte debido a una propagación significativa de los casos asintomáticos.

Kami Kim, directora de la División de Enfermedades Infecciosas y Medicina Internacional de la Universidad del Sur de Florida, dijo que los líderes de su estado se adjudicaron una victoria demasiado pronto después de que se levantaran las restricciones a principios de mayo.

"Fue una negación completa por parte de un amplio sector político", sostuvo Kim, que predijo que el estado podría tener que confinarse nuevamente. "Desafortunadamente, nuestra comunidad todavía no se lo toma muy en serio. La gente no lleva mascarillas".

El doctor Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Baylor College, en Houston, dijo que teme que los casos diarios en el área de Houston podrían triplicarse a más de 4.000 a mediados de julio, convirtiéndose en uno de los principales focos mundiales en ese entonces.

"Necesitamos implementar ahora medidas de distanciamiento social más agresivas", dijo el científico especialista en vacunas.




(Información de Gary McWilliams en Houston, Nathan Layne en Wilton, Connecticut y Sinead Carew en Maplewood, Nueva Jersey; Editado en español por Rodrigo Charme)