La floración de cerezos más temprana en 1.200 años en Kioto apunta al cambio climático: científicos

Aaron Sheldrick
·2  min de lectura
Imagen de archivo. Cerezos en flor, Kyoto

Por Aaron Sheldrick

TOKIO, 31 mar (Reuters) - Las famosas flores de los cerezos rosas de Kioto alcanzaron este año su pleno florecimiento el 26 de marzo, la fecha más temprana en los 12 siglos de los que se tiene registro, según una universidad japonesa.

La floración temprana es una señal del cambio climático, dijo Yasuyuki Aono, profesor de ciencia medioambiental en la Universidad de la Prefectura de Osaka, quien ha recopilado una base de datos de registros del florecimiento pleno de varios siglos.

Las temperaturas globales en 2020 estuvieron entre las más altas en los registros y rivalizan con las de 2016 como las del año más caluroso de la historia, según datos internacionales recopilados por la Organización Meteorológica Mundial publicados en enero de este año.

"A medida que aumentan las temperaturas, el inicio de la floración es más temprano", dijo Aono a Reuters en una entrevista por Zoom.

Los registros de la Universidad de Osaka incluyen documentos judiciales del Kioto Imperial, la antigua capital de Japón, así como diarios medievales.

Las flores de cerezo tienen largas raíces históricas y culturales en Japón, anunciando la primavera e inspirando a artistas y poetas a lo largo de los siglos.

En los tiempos modernos, la gente se reúne bajo las flores de cerezo cada primavera para fiestas de hanami (observar la floración) que a menudo incluyen el consumo de sake y pueden durar días.

Debido al estado de emergencia vigente para frenar las infecciones por coronavirus en todas las áreas del país, muchas personas acudieron en masa a lugares de observación populares el fin de semana pasado, aunque las cifras fueron más bajas que en años normales.

Kioto, que ya no es la capital japonesa pero sigue siendo un faro de la cultura y las tradiciones japonesas, ha sido famosa durante mucho tiempo por sus templos y flores, que han sido una valiosa herramienta para observar cambios a largo plazo en las temperaturas medias.

Los científicos a menudo han apuntado a la floración temprana de especies como los cerezos como señales del calentamiento global. El registro de Kioto se describe en un estudio como "probablemente el registro anual más largo" de ciclos biológicos de vida de cualquier parte del mundo.

(Reporte de Aaron Sheldrick y Rikaku Maruyama; Editado en Español por Ricardo Figueroa)