Flor Amargo, la artista sui generis que se trepó a una furgoneta para regalar su música en la pandemia mexicana

Agencia EFE
(Photo by Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)

México, 30 jun (EFE).- La cantante mexicana Flor Amargo está siendo una figura inspiradora para muchos e impactante para otros durante esta cuarentena, al ocupar las calles vacías cantando en el techo de una furgoneta, una motivación que surge, dijo a Efe, de las veces que le han dicho que no.

"Me he acostumbrado a que toda la gente me diga que no puedo, siempre. (...) Ya estoy acostumbrada a la adversidad y cuando todo el mundo me cerró las puertas yo me busqué la calle", detalló en una entrevista.

Y es que Amargo, de nombre original Emma Mayte Carballo, inició su carrera artística en las calles de Ciudad de México ofreciendo conciertos a los transeúntes, a partir de los cuales empezó a ganar fama no solo por su enorme capacidad y talento con la música, sino también por su carisma.

Flor Amargo se trepa a un furgón para llenar de música la pandemia mexicana

La creatividad es, consideró la artista, una de sus grandes capacidades y, ante la sorpresa de muchos, logró llenar de música calles del centro de la capital mexicana que se encontraban no solo en un silencio literal, sino también metafórico debido al miedo generado entorno a la COVID-19.

Amargo consideró que en momentos tan complejos, nunca se puede dejar de lado la creatividad para salir ilesos o, al menos, serenos.

"Lo único que siempre hay que mantener abierto es la creatividad. Gracias a Dios siempre he tenido una creatividad increíble y (en esta situación) dije '¿por qué no me voy encima de una 'combi' a tocar?'", explicó.

Asimismo, insistió en que la creatividad le viene de que ha estado acostumbrada a que "las puertas estén cerradas" desde que de niña quiso ser actriz y pianista y no le permitieron ninguna.

Por lo tanto, dijo, convirtió una frustración y malas experiencias en energía para buscar otras opciones y seguir creando, especialmente en momentos de crisis, que ella relaciona con oportunidades.

"Cada vez que hay una crisis hay una oportunidad, y siempre siento en mi corazón que viene lo mejor. Siempre me mantengo pensando que la crisis es algo normal con lo que hay que lidiar y durante la que hay que trabajar", expuso la mexicana de 32 años.

"HATERS" COMO RESULTADO DE SER ELLA MISMA

Sobre la "combi" y al bajarse de ella, la música ha aumentado su número de seguidores que la apoyan, algo que agradece sinceramente, pero también se ha encontrado con "haters" que no entienden su personalidad ni su modo de vida.

"Tengo muchos haters, sí es cierto, pero es normal porque soy un personaje poco convencional, grito, río y digo de todo. Lo que pasa es que como todo lo combato con la risa a mucha gente no le gusta", dijo.

Pero con las personas que sienten rechazo hacia ella también está agradecida porque hacen "memes chidos". Aun así, consideró que este rechazo puede estar relacionado con la envidia y con querer cambiarla y transformarla en una persona diferente.

Y pronto, cuando era más joven, empezó a aceptar que al mundo no le importa nada, los que la odian siempre lo van a hacer y que los que la siguen lo hacen porque les gusta quién es. "He decidido por hoy perder el miedo de lo que van a decir de mí", espetó.

Del mismo modo, la artista transformó las prácticas no muy ortodoxas de su madre con una "zapatilla voladora" en el personaje de mamá Amargo, a través del cual está siendo cada vez más conocida en la red social TikTok.

Muchas personas están empatizando y riendo con estos vídeos al recordar cómo sus madres, tías o abuelas trataban de educarlos.

"Es como una parodia de lo que yo viví: mi mamá usaba el clásico, desde lejos medía y lanzaba la chancla o, tratando de crear preocupación en mí, me decía 'si sigues así te voy a inyectar'", expuso.

Aun así, quiso añadir que su madre ha cambiado y que la comprende mejor ahora, por lo que estos vídeos también son un mensaje para las madres, para que vean que siendo más amorosas pueden hacer entender y sanar mejor a sus hijos.

Además de los proyectos mencionados, Amargo también tiene una escuela de música que tuvo que detenerse por la pandemia, pero está dando clases en línea e invita a todo el mundo a hacerse colaborador en su página de Facebook para poder recibir lecciones de solfeo, teoría musical o canto.

"Les enseño catartic pop, que es lo que yo hago: hacer catarsis con la música y tomarla desde una perspectiva más de terapia que de do, re, mi, do, re, mi. Es otra manera de aprender la música", concretó.

Y es que, para ella, esta disciplina "es el medio más fácil para llegar a los sentimientos", ya que, tan pronto "le das al play, algo empieza a moverse dentro de ti y eso no sucede en algunas otras artes".

"Lo que recomiendo es que a veces vale estar tristes, no todo es felicidad, pero la música te va a hacer sacar lágrimas que tienes guardadas. Es una comunión con el alma. En esta pandemia le doy mucha importancia a poder aprender algo artístico porque veo un gran puente el arte para sanar", terminó la cantante.

Accede a contenido premium exclusivo, con fotos y vídeos, en el nuevo producto Entretenimiento América de Efe Servicios (https://bit.ly/EFEentretenimiento). En Twitter puedes seguirnos con el hashtag #EFEentretenimiento.

(c) Agencia EFE