Fito Páez ganó el Grammy: “El universo está conspirando a mi favor”

Sebastián Espósito
·4  min de lectura
Fito Páez (aquí en el Teatro Coliseo, el pasado jueves) sigue recogiendo premios con su disco La conquista del espacio; esta vez un premio Grammy en la categoría Mejor álbum de rock alternativo latino
Alejandro Guyot

Fito Páez sigue haciendo historia en los premios Grammy. En el tramo no televisado de la ceremonia que se llevará a cabo esta noche, desde las 21, con transmisión de TNT, el músico rosarino se impuso en la categoría Mejor álbum de rock alternativo latino. La distinción es la segunda para un músico argentino en esta categoría y el único antecedente data de 1998, cuando los Fabulosos Cadillacs ganaron el premio por su disco Fabulosos calavera.

En la categoría Mejor álbum de rock alternativo latino también estaban nominados la cantante chilena Cami (Camila Gallardo), la banda de reggae de Puerto Rico Cultura Profética (Sobrevolando), el grupo argentino-uruguayo que lidera Gustavo Santaolalla, Bajofondo y la canadiense de origen colombiano Lido Pimienta.

“Estamos felices. Acá en casa, festejando, tomando un trago que hacía unos cuantos días que no tomaba uno. Esta es una caricia, un abrazo, una palmada de la casa de la música mundial”, cuenta Fito Páez en diálogo con LA NACION.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tras ganar dos Latin Grammy por La conquista del espacio (en total acumula ocho galardones “latinos”) ahora fue el turno del premio madre, en la 63a. edición de los Grammy. “Uno no hace los discos para los premios, tengo una obra de muchos años. A veces coinciden las coordenadas y a veces no. Tengo a mano una frase que decía Gustavo Cerati: el universo está conspirando a mi favor. Y acá estoy, disfrutando de esto con mis hijos, con parte de la familia. Es un hermoso regalo”, comenta Páez.

Grammy 2021: llega la gran ceremonia de premios, luego de un año pandémico y sin escenarios para la música

Notebook mediante, Fito recibió la noticia de que se había impuesto en la categoría de Mejor álbum de rock alternativo latino desde su casa y rodeado de sus afectos. “No me acuerdo qué dije en el momento”, señala ahora, pero lo primero que salió de su boca fue un “increíble” (”unbelievable”) y un “gracias” (”thank you”). Sin embargo, más allá de este premio y de la palmada que significa, tiene en claro que las prioridades hoy son otras. Lo importante ahora es el Covid, y hay que pelear hasta la victoria final”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Para el rosarino, el premio de la Academia de la Grabación de los Estados Unidos es “la continuidad de un vínculo” que inició hace mucho tiempo. “Con gente como Phil Ramone, con músicos y productores que admiraba y que tuve la suerte de conocer. Es el abrazo de la casa musical de los Estados Unidos. Un abrazo que también sentí cuando llegué a Cuba, a Brasil, a Uruguay a Chile... Perú, Colombia, Son escuelas musicales muy importantes que una vez que te abrazan te hacen sentir parte de su mundo”.

Lo que viene: dos nuevos discos

“Esto es un orgullo inadjetivable”. Así define Fito lo que está experimentando, la emoción que lo envuelve apenas minutos después de haber obtenido el Grammy; y lo bien que hace en no tratar de poner en palabras lo que aún no termina de incorporar. Lo mismo le sucede con la serie de shows de piano solo que comenzó el pasado jueves (Un Hombre con Un Piano), en el teatro Coliseo, siguió el viernes y tendrá dos funciones más los próximos 17 y 18 de este mes. “Una experiencia alucinante. Hacía un año que no tocaba el piano y lo estoy disfrutando cada día más, sintiendo qué es lo que me pasa después de haber parado durante tanto tiempo. Salimos todos muy felices de estos primeros conciertos”.

Con la imposibilidad de colmar la capacidad del teatro por las medidas sanitarias adoptadas para combatir el coronavirus, la intención de hacer “temporada” a la manera teatral es más que tentadora, aunque el autor de “El amor después del amor” primero debería despejar su agenda de compromisos. “No lo sabemos, compuse mucho el último tiempo, aproveché el parate y ahora tengo dos discos para editar”.

Fito Páez volvió a tocar en vivo después de un año

Los dos discos a los que se refiere Páez están al caer. Más que futuro ya son presente. “Uno se va a grabar a fines de abril. Está basado en Los siete locos de Roberto Arlt, una obra instrumental de casi 84 minutos. Está escrita para orquesta sinfónica. Se va a grabar en el Coliseo y lo va a producir Gustavo Borner en Los Ángeles”.

Fito Páez en el Teatro Coliseo, el jueves pasado
Alejandro Guyot


Fito Páez en el Teatro Coliseo, el jueves pasado (Alejandro Guyot/)

La segunda de las nuevas obras de Páez se llamará Los años salvajes. “Es un álbum de 10 canciones que voy a grabar en junio en Los Ángeles, también con Borner. En el último año le puse mucha garra a Los siete locos. Eso ahora está en manos de Ezequiel Silberstein (director musical asistente de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires). Terminé hace dos, tres semanas y después de los shows en el Coliseo seguiré con el disco de canciones”.

En este 2021 Fito Páez no para y lo bien que hace.