Fiscales: Presos iban y venían en servicio de taxis

Por KATE BRUMBACK

ATLANTA (AP) — Un preso federal y su novia regentaban un “servicio de taxis para presidiarios”, con el que transportaban a los detenidos a restaurantes, hoteles y sus hogares para luego regresarlos a la prisión, dijeron las autoridades el jueves.

La pareja cobraba una tarifa a los presos, que escapaban fácilmente a través de huecos en una barda en la Penitenciaría Federal en Atlanta, y muchos regresaban con bebidas alcohólicas, cigarrillos y otros artículos de contrabando, según los fiscales.

Deldrick Jackson, de 41 años, y Kelly Bass, de 38, responderán a cargos relacionados con las salidas.

Paul Cognac, abogado de Jackson, dijo que su cliente se declaró inocente y no haría más comentarios. Brian Mendelsohn, abogado de Bass, dijo en un correo electrónico que no haría declaraciones.

La penitenciaría, una cárcel de mediana seguridad para hombres, incluye un centro de detención para reos que aguardan juicio y un campamento anexo para presos de mínima seguridad. Desde enero de 2013, la policía de Atlanta investiga las fugas temporarias y el contrabando en la prisión, según un documento judicial.

Nadie respondió a un teléfono en la penitenciaría el jueves ni a un pedido de declaraciones por correo electrónico.

Entre noviembre y abril, Bass recibió unos 4.000 dólares en transferencias desde cuentas asociadas con presos federales o sus familias, dijeron los fiscales.