Trasladan a mujeres inmigrantes de un cuestionado centro de detención en Texas

Agencia EFE

Washington, 30 sep (EFE).- Cientos de mujeres inmigrantes fueron trasladadas desde un centro de detención en Texas a localidades rurales en EE.UU., informó este lunes la organización Raíces, al denunciar que muchas de ellas sufren "lesiones y enfermedades".


En su cuenta de Twitter, el Centro de Refugiados e Inmigrantes para la Educación y Servicios Jurídicos (Raíces, en inglés) alertó que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) vació el centro de detención de Karnes City, que en años anteriores ha sido blanco de denuncias a raíz del trato que reciben los indocumentados.


"Cientos de mujeres fueron transferidas a diferentes centros de detención en zonas rurales en todo el país", apuntó la información, según la cual entre las trasladadas hay docenas a quienes la empresa privada GEO Group, bajo la dirección del ICE, "no les ha brindado atención médica adecuada".


GEO Group es una de las más importantes operadoras privadas de centros de detención en Estados Unidos.


"Es posible que las mujeres no estén encerradas en el mismo centro de detención en este momento, pero muchas de ellas continúan sufriendo enfermedades y lesiones agravadas por su tiempo en Karnes", añadió la organización en otro mensaje.


En la página web del centro de Karnes se informa que este lugar de reclusión que ha sido utilizado para albergar a mujeres adultas se convertirá, "próximamente", de nuevo en un centro de detención de familias.


Por esta razón, según el aviso, se suspendió temporalmente la entrada a ese centro y durante el periodo de transición para albergar a las familias algunas de las detenidas iban a ser trasladadas a otras instalaciones.


En 2014, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció que los inmigrantes indocumentados procedentes de Centroamérica y México sufren violaciones de sus derechos "en todas las etapas" tras cruzar la frontera de EE.UU.


Los miembros de la Comisión visitaron el centro de detención de Karnes City, donde en ese entonces permanecían recluidas familias inmigrantes, y recogieron denuncias de abogados por el trato que recibíann los indocumentados, generalmente mujeres a cargo de menores de edad, que incluían desde abuso sexual a malnutrición.


En junio pasado, un grupo de abogados denunció que pequeños recluidos en una comisaría de la Patrulla Fronteriza cerca de la frontera texana con México vivían en condiciones insalubres, lo que llevó al traslado de centenares de ellos a otras instalaciones.


Los abogados denunciaron que los menores vivían sin pañales para bebés, jabón, ropa limpia, cepillos de dientes ni comida adecuada.


Esta denuncia desató una polémica en el país que llevó al entonces comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), John Sanders, a dimitir.

(c) Agencia EFE