Una fiscal pidió medidas de prueba por las visitas de jueces a Macri en Olivos y la Casa Rosada

·4  min de lectura
Alejandra Mangano
fiscales.gob.ar

La fiscal federal Alejandra Mángano pidió al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi realizar medidas de prueba para investigar las visitas del juez Mariano Borinsky a Mauricio Macri en la quinta de Olivos cuando era presidente de la Nación.

Hasta ahora, en esa causa se investigaban las visitas del juez Gustavo Hornos a Macri en la Casa Rosada, pero los diputados del kirchnerismo Rodolfo Tailhade, Leopoldo Moreau y Eduardo Valdés ampliaron esa denuncia con los encuentros de Borinsky.

La fiscal impulsó la investigación sobre este nuevo hecho denunciado y solicitó al juez Marcelo Martínez de Giorgi realizar medidas para “establecer si dichos encuentros entre el expresidente de la Nación y el Juez de Cámara fueron la ocasión para una influencia indebida por parte del primero para la resolución de casos judiciales bajo la jurisdicción de los Dres. Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, en función de un interés distinto al que debía guiar las decisiones jurisdiccionales del nombrado en la Casación Federal”.

La fiscal transcribió la denuncia de los diputados, en la que dijeron que las visitas “revelan la existencia de un mecanismo sistemático de manipulación política de causas penales, en el cual habrían participado no sólo Mauricio Macri y Gustavo Hornos, sino también otro juez de la Cámara Federal de Casación Penal: Mariano Borinsky”.

Los denunciantes dijeron que los “18 encuentros o reuniones que habrían mantenido Mauricio Macri durante el ejercicio de su gestión como presidente de la Nación y el juez Mariano Borinsky no se encuentran inscriptas en el Registro Único de Audiencias del Ministerio del Interior de la Nación y habrían ocurrido en fechas previas y cercanas a la resolución de casos que tramitaban ante la Cámara Federal de Casación Penal y en los que intervenían ambos denunciados en su carácter de magistrados”.

Los denunciantes infieren que en esas reuniones “podría haber existido una influencia indebida por parte de la máxima autoridad del Poder Ejecutivo con relación a casos de trascendencia política. Sostienen que aquellas decisiones judiciales agravaban la situación procesal de las personas imputadas que pertenecían al principal partido político opositor al gobierno de entonces”, dijo la fiscal.

Por eso impulsó la acción para agregar este hecho a la causa en sus manos y delimitar el objeto procesal como “un supuesto actuar de la máxima autoridad del Poder Ejecutivo de la Nación en el período comprendido entre los años 2015 y 2019, del Ingeniero Mauricio Macri, orientado a influir indebidamente sobre las decisiones de los jueces de la Nación en casos concretos que involucraban a dirigentes políticos de la oposición a su gobierno y la conducta de dos miembros de la Cámara Federal de Casación Penal, el Dr. Gustavo Hornos y el Dr. Mariano Borinsky, a quienes atribuyen en consecuencia haber incumplido sus deberes y haber realizado actos incompatibles con su función”.

La fiscal dijo que “más allá de las cuestiones atinentes a la ética y el decoro que debe guiar el desempeño de las funciones que ambos denunciados desempeñan o han desempeñado, cuya evaluación corresponde a otras instancias institucionales previstas legal y constitucionalmente”, ella investiga si las visitas “existieron con la dimensión jurídico penal que se infiere de la denuncia” y si “fueron la ocasión para una influencia indebida por parte del primero para la resolución de casos judiciales bajo la jurisdicción de los Dres. Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, en función de un interés distinto al que debía guiar las decisiones jurisdiccionales del nombrado en la Casación Federal”.

La fiscal Mangano sugirió entonces realizar estas medias de prueba:

  • Requerir a la Cámara Federal de Casación Penal que informe si se iniciaron actuaciones, se labraron constancias, se cursaron comunicaciones a otros organismos competentes o se celebraron acuerdos de magistrados con relación a estas visitas del juez Borinsky.

  • Consultar a la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura de la Nación si existen actuaciones, denuncias o comunicaciones vinculadas a los hechos objeto de esta denuncia con relación a Borinsky.

  • Solicitar a la Secretaría General de la Presidencia que, a través de Casa Militar, informe los nombres del personal administrativo que cumplió funciones en la Secretaría Privada de Presidencia los días y horarios en los que se produjeron los encuentros y se recabe información de contacto para citarlos como testigos. Lo mismo para la Quinta de Olivos.

Hornos le informó a sus colegas que visitó a Macri para hablar del tema carcelario, negó haber hablado de causas en trámite y dijo que a mantenían una relación social, mientras que Borinsly señaló que las visitas a Macri en Olivos se debieron a su función como presidente de la comisión de juristas que realizó la redacción de un nuevo Código Penal. Fue designado al frente de esa comisión mediante el decreto 103/17.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.