Fiscal general de EEUU advierte a los insurrectos sobre de que no realicen más ataques

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El fiscal general adjunto de Estados Unidos, Jeffrey Rosen, habla en una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia en Washington DC, Estados Unidos

WASHINGTON, 13 ene (Reuters) - El fiscal general adjunto de Estados Unidos, Jeffrey Rosen, advirtió a los potenciales terroristas locales contra nuevos ataques, cuando el presidente electo Joe Biden se prepara para asumir el cargo y después de que la semana pasada insurrectos partidarios del presidente Donald Trump atacaron el Congreso de Estados Unidos.

En un video publicado durante la noche, Rosen instó al público a presentar cualquier sugerencia sobre posibles ataques y otras amenazas antes de la toma de posesión de Biden el 20 de enero, mientras funcionarios federales se preparan para posibles actos de violencia debido a la planificación de más protestas.

"Quiero enviar un mensaje claro a cualquiera que considere la violencia, las amenazas de violencia u otra conducta criminal: No toleraremos en absoluto ningún intento de interrumpir la transferencia pacífica del poder", incluyendo "los intentos de ocupar por la fuerza los edificios del gobierno", dijo.

"No habrá excusa para la violencia, el vandalismo o cualquier otra forma de anarquía", añadió.

Hasta 15.000 efectivos de la Guardia Nacional, incluidos algunos armados, han sido llamados a Washington para custodiar la ciudad antes de la toma de posesión de Biden, con nuevas vallas y otras medidas de seguridad en la zona del Congreso de Estados Unidos.

Algunos líderes del Congreso también han pedido que los insurrectos que irrumpieron en el Capitolio sean colocados en las listas de prohibición de vuelos.

La advertencia de Rosen fue publicada en línea horas después de que los fiscales federales ofrecieron su primera conferencia de prensa, casi una semana después del asalto del 6 de enero, el que dejó cinco personas muertas y forzó a proteger a los legisladores, que junto al propio vicepresidente, Mike Pence, se reunieron para certificar la victoria de Biden.

Las autoridades estadounidenses han abierto investigaciones criminales a más de 170 personas que irrumpieron en el edificio del Capitolio y planean acusar a algunos de los delincuentes más graves de asalto y conspiración sediciosa, dijeron el martes.

"Los esfuerzos siguen activos y continuarán hasta que se haga justicia", dijo Rosen en sus comentarios. "Habrá mucho más por venir. Los malhechores serán considerados responsables".

El exdirector del FBI Andy McCabe dijo que no estaba claro por qué Rosen y otros altos funcionarios estadounidenses habían tardado tanto en hablar en público, o por qué el vídeo de Rosen se publicó de la noche a la mañana, lo que plantea más preguntas sobre cómo respondieron las fuerzas del orden federal al ataque de la turba mayoritariamente blanca la semana pasada, en comparación con la respuesta a las protestas de Black Lives Matters del verano pasado.

"Es inexplicable", dijo McCabe a CNN el miércoles, señalando que Rosen y el director del FBI, Christopher Wray, todavía no han respondido a las preguntas de la prensa desde el ataque del 6 de enero.

(Reporte de Susan Heavey; Editado en español por Javier López de Lérida)