Fiscal EEUU dice que expolicía traicionó su deber en arresto mortal de George Floyd

Jonathan Allen
·2  min de lectura
El ex oficial de policía de Minneapolis Derek Chauvin se sienta frente a una foto de George Floyd mostrada durante el juicio de Chauvin por asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado por la muerte de Floyd en Minneapolis, Minnesota, EEUU. 29 de marzo de 2021 en este bosquejo de la sala del tribunal.

Por Jonathan Allen

MINEÁPOLIS, 29 mar (Reuters) - El expolicía de Minéapolis Derek Chauvin traicionó su deber en la detención mortal de George Floyd en mayo pasado, dijo un fiscal a miembros del jurado en su declaración de apertura en el juicio por asesinato en un tribunal fuertemente custodiado el lunes.

Los abogados de Chauvin, que deben lidiar con múltiples vídeos de la detención, dicen que el exmiembro de la policía siguió los pasos par los que fue entrenado.

"El uso de la fuerza no es atractivo, pero es un componente necesario de la labor policial", dijo Eric Nelson, el principal abogado de Chauvin, en sus palabras de apertura, mientras intentaba mostrar lo que, según él, era un contexto ignorado en las imágenes de vídeo, que desataron protestas mundiales contra la brutalidad policial contra los negros.

Pero los fiscales dijeron a los miembros del jurado que en las próximas semanas escucharán el testimonio del propio jefe de policía de Minéapolis de que el uso de la fuerza por parte de Chauvin fue excesivo, ya que buscan una inusual condena de un agente de policía estadounidense por matar a un civil.

Jerry Blackwell, fiscal de la Oficina del Fiscal General de Minnesota, dijo a los miembros del jurado, de diversas razas, que los agentes que llevan la insignia de la policía de Minéapolis se comprometen a no usar nunca "la fuerza o la violencia innecesarias".

"Sabrán que el 25 de mayo, el señor Derek Chauvin traicionó esta insignia cuando utilizó una fuerza excesiva e irrazonable sobre el cuerpo de George Floyd", dijo Blackwell, que se dirigió al jurado durante algo menos de una hora.

Mostró una imagen fija de un vídeo del teléfono móvil de un transeúnte en el que se ve a Chauvin, que es blanco, con su rodilla en el cuello de Floyd, un hombre negro de 46 años esposado, y dijo que mostraba a Chauvin "machacándolo y aplastándolo hasta que le arrancó el aliento -no, señoras y señores- la vida misma".

Si bien el juicio se considera una prueba de fuego para las relaciones raciales en Estados Unidos, ninguna de las partes habló de la raza del acusado o de la víctima en los comentarios al jurado.

(Reporte de Jonathan Allen en Minéapolis; reporte adicional de Peter Szekely en Nueva York; Editado en español por Javier López de Lérida)