Un fiscal defiende que policías mataran a un hombre negro en arresto en EE.UU.

·2  min de lectura

Los Ángeles (EE.UU.), 18 may (EFE).- Un fiscal de distrito de Estados Unidos defendió este martes la muerte a manos de la Policía de Andrew Brown, un afroamericano fallecido en abril víctima de varios disparos de agentes que trataban de arrestarlo en el estado de Carolina del Norte.

El fiscal Andrew Womble explicó en una rueda de prensa que los disparos de los agentes de la Oficina del Alguacil del condado de Pasquotank (Carolina del Norte) contra Brown fueron "justificados" porque el hombre negro condujo "imprudentemente" contra los policías.

"La muerte del señor Brown, aunque trágica, fue justificada porque las acciones de Brown hicieron que tres oficiales creyeran razonablemente que era necesario usar fuerza letal para protegerse a sí mismos y a los demás", justificó Womble.

La muerte de Brown se produjo el pasado 21 de abril cuando un grupo de agentes de ese condado lo abatió a tiros mientras iba a detenerlo por dos órdenes judiciales por "delitos graves", según Womble, que citó una investigación de la Oficina de Investigaciones del Estado de Carolina del Norte.

Durante la rueda de prensa, Womble enseñó por primera vez en público cuatro videos de las cámaras corporales de los policías que registraron el incidente, que duró 44 segundos.

Las grabaciones muestran cómo un grupo de policías llegó al lugar de los hechos para arrestar a Brown, de 42 años, y lo rodearon mientras estaba sentado en su vehículo.

Brown dio entonces marcha atrás con su automóvil, tirando a un agente al suelo y luego aceleró hacia adelante en "un intento de huir", según el fiscal, lo que obligó a uno de los policías a salirse del camino para no ser atropellado.

"Cuando se emplea un vehículo de una manera que pone en peligro la vida de los oficiales de Policía, eso es una amenaza", dijo Womble.

En aras de detener a Brown, uno de los agentes disparó a la ventana delantera, y otros hacia el costado y la parte trasera.

El vehículo chocó finalmente contra un árbol y los agentes llamaron a una ambulancia.

De acuerdo con la autopsia oficial, Brown recibió un disparo en el hombro y otro en la parte posterior de la cabeza, aunque se encontraron 14 casquillos de bala en la escena.

La autopsia independiente presentada por la familia del fallecido muestra que Brown recibió cuatro impactos de bala en el brazo derecho antes de recibir un disparo letal en la cabeza desde una distancia "intermedia".

Este caso se conoció días después de que el jurado de un tribunal de Mineápolis emitiera en abril un veredicto contra el exagente Derek Chauvin, a quien consideró culpable de tres cargos por el asesinato del afroamericano George Floyd en mayo de 2020.

La muerte de Floyd provocó una ola de protestas sociales y disturbios en todo Estados Unidos.

(c) Agencia EFE