El fiscal Marcelo Colombo se defendió y negó que haya “un intento de frustrar el juicio” por el memorándum

·3  min de lectura
El fiscal Marcelo Colombo
fiscales.gob.ar

Cuestionado por la querella que representa a un grupo de familiares de víctimas del atentado a la AMIA, que busca apartarlo del caso por la firma del memorándum con Irán, el fiscal Marcelo Colombo se defendió en una audiencia oral y pública esta mañana.

Colombo fue cuestionado por haber avalado una serie de medidas de prueba destinadas a determinar si las visitas de los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos a Olivos son un motivo suficiente para dictar la nulidad de la causa en la que están procesados la vicepresidenta Cristina Kirchner y varios funcionarios y exfuncionarios, acusados del presunto encubrimiento del atentado contra la mutual judía en 1994.

“No hay ninguna razón para sostener que hay un intento para frustrar el juicio”, dijo el fiscal.

El Gobierno modifica por decreto el sistema de libre elección de la obra social

El fiscal Colombo fue recusado por temor de sospecha o parcialidad. La querella de dos familiares de víctimas del atentado a la AMIA, representada por los abogados Juan José Avila y Tomás Farini Duggan, sostuvo que tanto Colombo como los tres jueces del Tribunal Oral Federal 8, Gabriela López Iñiguez, José Michilini y Ricardo Basílico, concedieron a las partes una audiencia para tratar sus planteos de nulidad para frustrar el avance del juicio oral. Además, acusaron al fiscal y al tribunal de “imponer” a Ronald Noble como testigo y de no investigarlo como imputado.

Las querellas y las defensas participaron de la audiencia para tratar los planteos de recusación del fiscal Marcelo Colombo
Las querellas y las defensas participaron de la audiencia para tratar los planteos de recusación del fiscal Marcelo Colombo


Las querellas y las defensas participaron de la audiencia para tratar los planteos de recusación del fiscal Marcelo Colombo

A diferencia de los acusados -en especial el procurador del Tesoro, Carlos Zannini-, que plantearon que Noble debía ser interrogado como testigo, la querella que representa a familiares pedía que los exdirectivos de Interpol Noble y Joel Sollier fueran interrogados como imputados, es decir, como partícipes de la maniobra de encubrimiento agravado investigada en la causa iniciada por la denuncia del fiscal Alberto Nisman.

Argumentaron que, por un lado, convocaron a declarar como testigo a Ronald Noble, exjefe de Interpol cuando se firmó el pacto porque la denuncia sostenía que ese acuerdo implicaba que fueron dados de baja en Interpol los pedidos de captura contra los iraníes prófugos, acusados de la voladura de la AMIA. Noble estuvo imputado en la causa y ese sobreseimiento está apelado, por eso la querella señala que el citarlo como testigo es causal de recusación del tribunal y del fiscal Colombo.

Ronald Noble
Interpol


Ronald Noble (Interpol/)

Colombo justificó su posición: “Noble siempre fue tratado como testigo y no como imputado por parte de esta fiscalía. Tampoco fue incluido en el requerimiento de elevación a juicio, ni Noble ni interpol fueron considerados parte de la maniobra investigada. Actué conforme mis fiscales de primera instancia actuaron”, agregó.

Ayer se produjo un giro en el expediente: la Sala 4 de la Cámara de Casación, integrada por los jueces Mariano Borinsky, Ángela Ledesma y Javier Carbajo, que hasta ahora intervenía en la causa, remitió el expediente a la Sala 1, integrada por los jueces Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Ana María Figueroa.

Sobre el final de la audiencia, la presidenta del tribunal, Gabriela López Iñiguez, pidió “respeto y decoro” a las partes y querellas hacia el tribunal y los fiscales. “Hay algunos cuidados mínimos que es necesario mantener”, sugirió. Se refería a que uno de los abogados querellantes, el abogado Farini Duggan, fue al baño durante la audiencia y dejó la cámara la cámara encendida.

Además de los jueces, las querellas y el fiscal, estuvieron presentes en la audiencia el abogado de Cristina Kirchner Carlos Beraldi, y los abogados defensores de los demás acusados, Aníbal Ibarra, Mariano Fragueiro Frías, Alejandro Rúa, Lucía Larrandart, Eduardo Barcesat y Adrián Albor.

Los jueces del TOF 8 quedaron ahora en condiciones de resolver el pedido de las defensas para apartar al fiscal, y en función de esa resolución podrán convocar a la audiencia para escuchar el alegato de Cristina Kirchner y los demás acusados, que piden la nulidad de la causa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.