Fiscal de Corte Penal Internacional pide permiso para investigar muertes en Filipinas

·2  min de lectura
Imagen de archivo de retratos enmarcados de víctimas de la guerra contra el narcotráfico en Ciudad Makati

LA HAYA, Países Bajos, 14 jun (Reuters) - La fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) pidió el lunes autorización para abrir una investigación completa sobre muertes durante la guerra contra el narcotráfico en Filipinas, argumentando que podrían haberse cometido crímenes de lesa humanidad.

Según los datos del gobierno filipino, desde que el presidente Rodrigo Duterte asumió el cargo en 2016 hasta finales de abril de este año, las fuerzas de seguridad han matado a 6.117 traficantes de drogas en operaciones encubiertas.

Grupos de derechos humanos acusan que las autoridades han ejecutado sumariamente a sospechosos de tráfico de drogas, pero la policía dice que los traficantes se defendieron violentamente.

"Anuncio que el examen preliminar de la situación en la República de Filipinas ha concluido y que he solicitado autorización judicial para proceder a una investigación (penal formal)", dijo la fiscal jefe de la CPI, Fatou Bensouda, en un comunicado.

Bensouda había dicho en diciembre que había motivos razonables para creer que se habían cometido crímenes contra la humanidad durante la sangrienta represión de Duterte contra el narcotráfico, cuyo número de muertos ha suscitado la indignación internacional.

En un discurso grabado esta semana antes de que se conociera la noticia de la solicitud de Bensouda, Duterte pidió a las organizaciones de derechos humanos que examinaran más de cerca su guerra contra las drogas.

"Se darán cuenta de que realmente hay personas que mueren casi a diario porque se defendieron", dijo, advirtiendo a los narcotraficantes: "No destruyan el país. Los mataré".

El Ministerio de Justicia de Filipinas no quiso hacer comentarios sobre el anuncio de la CPI en La Haya.

Bensouda, al concluir su investigación preliminar en diciembre del año pasado, dijo que había una "base razonable para creer que se cometieron crímenes contra la humanidad, asesinatos, torturas (...) y otros actos inhumanos" entre 2016 y 2019.

Muchas personas asesinadas en la represión de Duterte habían estado en una lista de vigilancia de drogas recopilada por las autoridades o se habían entregado previamente a la policía, mientras que un número significativo de menores fueron víctimas, dijo la oficina de Bensouda en un informe hace seis meses.

(Reporte de Stephanie van den Berg en La Haya, Karen Lema y Neil Jerome Morales en Manila; Editado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.