El juez decreta prisión provisional para las dos mujeres de yihadistas llegadas de Siria

Una mujer en Raqqa (capital temporal del Estado Islámico), en una imagen de archivo.
Una mujer en Raqqa (capital temporal del Estado Islámico), en una imagen de archivo.

Una mujer en Raqqa (capital temporal del Estado Islámico), en una imagen de archivo.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha decretado el ingreso en prisión provisional para las dos mujeres españolas esposas de yihadistas que han sido repatriadas esta semana desde Siria junto a trece menores a su cargo y a las que el magistrado investiga por un delito de integración en organización terrorista.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 ha atendido parcialmente a la petición formulada por la Fiscalía tras la declaración de ambas este miércoles en la Audiencia Nacional, si bien ha rechazado retirarles la patria potestad, según han informado a EFE fuentes jurídicas.

Ambas viajaron a Siria en 2014 con sus maridos y la Fiscalía sostiene que hay indicios suficientes para pensar de que allí pasaron a integrar, como ellos, el Dáesh. El marido de una de ellas se encuentra en una prisión siria, mientras que el de la otra murió en combate en el país.

Durante su comparecencia ante el juez, el fiscal ha recordado que las mujeres eran utilizadas por el autoproclamado Estado Islámico para satisfacer a los que luchaban en sus filas y que su cometido pasaba a ser el de tener y educar a los hijos en los dogmas del Dáesh, según explican a EFE fuentes jurídicas.

Los menores, bajo protección de Servicios Sociales

Tras llegar a España la madrugada del martes procedentes de un campo de prisioneros al noreste del país, Yolanda Martínez y Luna Fernández fueron detenidas y los trece menores, el mayor de 15 años y algunos de ellos huérfanos de los que se ha hecho cargo una de ellas, se encuentran bajo la protección de los servicios sociales de la Comunidad de Madrid.

RELATED