La Fiscalía salvadoreña pacta beneficio judicial con supuesto asesino múltiple

·2  min de lectura

San Salvador, 21 may (EFE).- La Fiscalía de El Salvador pactó beneficios judiciales con un supuesto asesino múltiple a cambio de su testimonio en 9 casos de feminicidios en los que, según dijo este viernes un representante del Ministerio Público, únicamente participó en "lanzar los cadáveres" a una fosa.

Se trata del expolicía Hugo Ernesto Osorio, en cuya casa se localizó un cementerio clandestino y del que se han extraído hasta el momento los restos de 8 víctimas, de acuerdo con lo señalado por las autoridades.

"En efecto, al señor Hugo Osorio se le dio un criterio de oportunidad parcial única y exclusivamente por 9 casos en donde su participación fue de lanzar los cadáveres al pozo", dijo en una conferencia de prensa el fiscal Max Muñoz al ser preguntado al respecto.

Añadió que Osorio "era el único testigo" de los feminicidios, dado que él "no mató de propia mano".

De acuerdo con Muñoz, se están investigan unos 20 casos y "parte de la investigación será encontrar las personas que han sido desaparecidas".

Ni Muñoz ni el fiscal general, Rodolfo Delgado, dieron detalles de los beneficios judiciales que recibirá Osorio por testificar contra los 10 acusados de los feminicidios.

La Fiscalía General de la República y el Instituto de Medicina Legal de El Salvador extrajeron el jueves 8 restos de personas, en cuyos crímenes supuestamente está involucrado el expolicía, para identificarlas mediante pruebas genéticas.

La recuperación de los restos se dio en una zona urbana del municipio de Chalchuapa, más de 73 kilómetros al oeste de San Salvador, en la casa donde vivía Osorio.

En el lugar se encuentran trabajando forenses, quienes deben vestir trajes especiales para protegerse en las excavaciones, y son auxiliados por presidiarios de un programa de "fase de confianza".

La casa, que ha centrado la mirada de la sociedad salvadoreña en los últimos días, se encuentra en una zona aislada y cerca de un amplio cultivo de caña, según constató Efe.

El documento "Desaparición de Personas en El Salvador", de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fespad), da cuenta de que en ese lapso la Policía Nacional Civil (PNC) recibió 12.495 denuncias, pero el dato de la Fiscalía fue de 22.307.

Israel Ticas, uno de los forenses más reconocidos en el país y que trabaja para la Fiscalía, ha señalado en diferentes ocasiones que si una persona pasa más de ocho días desaparecida existe una alta probabilidad de que haya sido asesinada y enterrada en un cementerio clandestino.

(c) Agencia EFE