Fiscalía salvadoreña investiga compras durante la pandemia

MARCOS ALEMÁN
·3  min de lectura

SAN SALVADOR (AP) — Fiscales de la Unidad Anticorrupción del Ministerio Público salvadoreño continuaban el miércoles incautando documentación en varios ministerios y dependencias del gobierno, así como empresas privadas, para investigar el uso de fondos de las arcas del Estado durante la crisis provocada por la pandemia del COVID-19.

El Fiscal General, Raúl Melara confirmó el miércoles durante una entrevista en la televisión local que han intervenido unos “trece objetivos” entre instituciones del Estado y proveedores, luego de que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (CICIES) les presentara indicios de irregularidades.

El jefe del Ministerio Público dijo que “la CICIES ha estado realizando una auditoria en todo el proceso de la adjudicación y asignación de fondos públicos relativos a la pandemia. Ellos han hecho su labor y al encontrar alguna serie de irregularidades lo ponen al conocimiento de la Fiscalía para que se inicie la investigación”.

Melara dijo que los procedimientos responden también a los avisos y denuncias presentadas a la Fiscalía por el supuesto uso irregular de los fondos públicos para atender la pandemia.

Un juzgado de San Salvador confirmó que avaló 22 órdenes de allanamientos en ministerios e instituciones públicas en la investigación por presuntas irregularidades en la compra de insumos para la atención de la pandemia.

Melara dijo que todos los allanamientos se han realizado con normalidad, pero denunció que la noche de los martes agentes de la unidad de choque de la policía intentaron obstaculizar la investigación en el Ministerio de Salud, aunque al final el problema se superó.

“Hubo un procedimiento llamémoslo irregular, de la Policía Nacional Civil en el cual se trató de obstaculizar el ingreso de los fiscales al ministerio para seguir realizando la investigación”, dijo.

Cientos de fiscalas han intervenido en los allanamientos de los ministerios de Salud, Hacienda, Agricultura y Ganadería, Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como la estatal Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados, y el Fondo Ambiental de El Salvador. También se han intervenido empresas privadas proveedoras del Estado.

Investigaciones periodistas han señalado supuestas irregularidades en la compra de los paquetes alimentarios por parte del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

También se han denunciado supuestas irregularidades en la compra de equipos de bioseguridad por parte del Ministerio de Salud, así como la remodelación del despacho del ministro de Salud y la compra de una estación de café por 1,299 dólares.

El presidente Nayib Bukele que había guardado silencio, el miércoles se refirió a las recientes diligencia de la Fiscalía y preguntó en su cuenta de Twitter: “¿Por qué todos los allanamientos, ataques, solicitudes de antejuicio y desafuero (no relacionados), fueron hechos el mismo día? El fiscal arenero ya está en campaña. Como le dije al Fiscal una vez, y justamente por esa misma razón: “Recuerde que uno cosecha lo que siembra.”

Por su parte el Ministerio de Salud denunció en su cuenta oficial de Twitter, “el proceder arbitrario de la FGR (Fiscalía General de la República), quienes han entrado a nuestras oficinas armados e intimidando a nuestro personal con excesivo uso de la fuerza, totalmente alejados del proceder legal ante estos procesos”.