Considera fiscalía a Roberto Sandoval prófugo de la justicia

·3  min de lectura

TEPIC, Nay., noviembre 14 (EL UNIVERSAL).- Desde el 4 de noviembre, el exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, se encuentra prófugo de la justicia, luego de que la Fiscalía General del Estado (FGE) logró que un juez de Control otorgara una orden de aprehensión en contra del priista por los delitos de peculado y ejercicio indebido de funciones.

La dependencia estatal informó que tras las investigaciones realizadas se tienen indicios de presuntos agravios cometidos al Fondo de Inversión y Reinversión para la Creación y Apoyo de Empresas Sociales del Estado de Nayarit (FIRCAES).

Al obtener la orden de aprehensión contra el exmandatario tricolor, la fiscalía giró oficios de colaboración a la Guardia Nacional, a las entidades federativas y a la Fiscalía General de las República (FGR) para lograr la captura de Sandoval; además se emitieron alertas migratorias y la solicitud de ficha roja de la Interpol para su búsqueda y detención.

"Se considera de interés público informar sobre el estatus de prófugo de la justicia de Sandoval Castañeda, para que cualquier persona o institución que tenga información acerca de su paradero lo haga de conocimiento", indicó la dependencia.

Además, señaló que la información de inteligencia con la que cuenta, confirma que no se encuentra ya en Nayarit, pero en los últimos días se le vio en los estados de Jalisco y Nuevo León.

Roberto Sandoval es un "objetivo prioritario" para la fiscalía; se sabe que él tiene conocimiento de la orden de aprehensión, por lo que podría escapar.

En abril de 2018, la fiscalía estatal aseguró varios inmuebles del exmandatario local; sin embargo, en cumplimiento de un amparo, este viernes se reiteró el aseguramiento de éstos.

"Se ordenó tomar la depositaria de los mismos para ponerlos en administración del Comité de Bienes Asegurados, Decomisados y Abandonados del Estado de Nayarit, para continuar la ruta legal y entregarlos a la hacienda pública y al pueblo de Nayarit como reparación del daño", indicó la dependencia.

En la entidad hay en total 11 carpetas de investigación por diversos delitos en contra de Roberto Sandoval y la fiscalía anunció que en unos días concluirá las diligencias de varias de ellas y estará en condiciones de judicializarlas, por lo que se reforzarán los esfuerzos para lograr su captura y llevarlo a juicio.

"En cuanto a la orden ya vigente, a Roberto Sandoval le podría corresponder una sanción de hasta 20 años de prisión, inhabilitación y reparación del daño por aproximadamente 20 millones de pesos", señaló la FGE, que hizo un llamado al exfuncionario para que no huya y se presente de forma voluntaria ante el juez.

La noche del 19 de septiembre de 2017, unas horas después de que Roberto Sandoval dejó el cargo como gobernador de Nayarit, fue asesinado en el libramiento Tepic su sobrino Hugo Ismael Sánchez Sandoval; horas más tarde, el exgobernador abandonó la entidad en un jet privado y desde entonces ha tenido pocas apariciones públicas en el estado.

En mayo de 2019, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó a Roberto Sandoval en la lista negra de la Oficina de Control de Activos (OFAC) por presuntos nexos con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

En esa ocasión, el exmandatario estatal aseguró en redes sociales que estaba a disposición de las autoridades que lo requirieran.

En febrero de este año, el Departamento de Estado de Estados Unidos declaró a Roberto Sandoval como alguien involucrado en actos de corrupción, por lo que prohibió que él y su familia entren en territorio estadounidense.