Partido evangélico se separa de la opositora Coalición Nacional en Nicaragua

Managua, 26 may (EFE).- El Partido de Restauración Democrática (PRD), fundado por creyentes evangélicos, anunció este miércoles su separación de la opositora Coalición Nacional, una de las fuerzas disidentes más importantes de Nicaragua, en medio de un proceso electoral en el que el presidente Daniel Ortega busca una nueva reelección.

El anuncio lo hizo el reverendo Saturnino Cerrato, presidente del PRD, ocho días después de que el Consejo Supremo Electoral (CSE) despojó al partido de su personalidad jurídica.

Cerrato insinuó que el PRD, una de las opciones de voto para los opositores hasta la decisión del CSE, no era del todo aceptado dentro de la Coalición.

Esta está compuesta por una amalgama de movimientos sociales, que incluyen a organizaciones de la sociedad civil, feministas, exiliados, campesinos, exreos "políticos" y manifestantes y víctimas de las protestas antigubernamentales de 2018, que dejaron al menos 328 muertos entre abril y julio de ese año, a manos de policías y "parapolicías", de acuerdo con la CIDH.

"Habrá algunos motivos que no me gustaría señalar, algunos desde hace rato no querían aceptar la casilla del PRD, y entonces eso es parte de lo que contribuyó a que a esta altura, ya nosotros sin personería jurídica, decidiéramos tomar esta decisión. No me gustaría mencionar nombres de personas ni organizaciones, pero sí contribuyeron con conceptos de que esa casilla es evangélica", sostuvo Cerrato.

Este mismo miércoles Cerrato se presentó en la sede del CSE en Managua para solicitar que revierta su decisión, misma que en su momento atribuyó a la impugnación contra el PRD hecha por "supuestos pastores" evangélicos ante el Poder Electoral.

El líder religioso sostuvo que, con o sin personalidad jurídica, su partido continuará haciendo esfuerzos para la unidad de la oposición frente a Ortega en las elecciones, aunque desde su propia trinchera.

El PRD era el último partido político en las filas de la Coalición Nacional, luego de la separación del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), y la suspensión indefinida del partido indígena Yatama ("Hijos de la madre tierra" en lengua miskita), por supuestas conexiones con el oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

La Coalición, que antes había sufrido la separación de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, ahora está integrada por la Unidad Nacional Azul y Blanco, Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN), el Movimiento Campesino y el Grupo de Reflexión de Excarcelados (Grex).

Las divisiones de la oposición nicaragüense va en contra de lo que sus líderes afirman, de que solamente unidos podrían contrarrestar un supuesto "fraude electoral", según denuncian, del oficialista FSLN, para que Ortega sea reelegido por tercera vez consecutiva y segunda con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta.

Las diversas corrientes opositoras, en especial la Coalición Nacional, han sostenido que la cancelación de la personalidad jurídica del PRD es parte del supuesto "fraude" a favor del presidente nicaragüense.

En las elecciones de noviembre próximo Ortega, quien gobernó entre 1979 y 1990, se jugará 42 años de primacía casi absoluta sobre la política de Nicaragua.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.