La Fiscalía mexicana detiene a un presunto líder de la mafia rumana

·2  min de lectura

Ciudad de México, 27 may (EFE).- El rumano Florian Tudor, presunto líder de una banda delictiva de origen rumano y dedicada la clonación de tarjetas bancarias, fue detenido este jueves por agentes de la Fiscalía General de la República (FGR) de México en esta capital.

En un comunicado, la FGR señaló que Florián "T", fue detenido este jueves "en cumplimiento de una solicitud de detención con fines de extradición, formulada por el Gobierno de Rumania".

Lo anterior por delitos de delincuencia organizada, extorsión y tentativa de homicidio agravado, todo lo cual fue tramitado y obtenido por la propia FGR, ante un Juez de Control del Reclusorio (cárcel) Norte.

En la nota se apuntó que durante su aprehensión, un agente del Ministerio Público Federal intentó obstaculizarla y el abogado de del detenido agredió a golpes a los agentes de la Policía Federal Ministerial.

Ambos individuos fueron sometidos y detenidos para ponerlos a disposición del Ministerio Público Federal, por los delitos que correspondan.

La banda de Tudor, conocido como El Tiburón, está acusada de dedicarse a la clonación de tarjetas bancarias, la trata de personas y la extorsión y tendría presencia en al menos 15 países, mientras en México habría actuado en 14 estados del país, con apoyo de funcionarios y empresas fantasmas.

A mediados de febrero, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) denunció ante FGR a una red de empresarios y políticos presuntamente relacionados con la organización criminal encabezada por Tudor.

El 4 de febrero, la UIF informó que había bloqueado 79 cuentas bancarias de personas que forman parte de una organización criminal, en su mayoría de nacionalidad rumana, dedicada a la clonación de tarjetas bancarias en el balneario de Cancún, Caribe mexicano.

El organismo dijo entonces que analizó un total de 277 operaciones inusuales por un monto de 337,5 millones de pesos (16,11 millones de dólares, así como un total de 520 reportes de operaciones relevantes por más de 125,5 millones de pesos (unos 5,99 millones de dólares).

Asimismo, hubo transferencias internacionales mediante las cuales se realizaron 730 envíos de numerario por un monto de 251,2 millones de pesos (unos 11,99 millones de dólares) y la recepción de 333 transferencias por un monto mayor a 232 millones de pesos (unos 11,07 millones de dólares).

Tudor aseguró a través de redes sociales en varias ocasiones que todas las acusaciones en su contra eran falsas y buscaban dañar a su familia y a él, además de insistir que él es un empresario que no tiene nada que ver con la clonación de tarjetas, sino que instala cajeros automáticos.

En Rumanía, lugar donde figura en la lista de fugitivos de la policía, se ordenó su detención en marzo al imputársele los delitos de intento de asesinato, chantaje y constitución de una red de delincuencia organizada.

(c) Agencia EFE