La fiscalía investiga un chat de militares retirados crítico con el gobierno español

·2  min de lectura
El rey Felipe VI saluda militarmente al paso de unos soldados, junto a la reina Letizia y al presidente Pedro Sánchez, durante un desfile con motivo de la Fiesta Nacional de España, el 12 de octubre de 2019 en Madrid

La fiscalía de Madrid anunció este jueves que había abierto una investigación sobre un chat de militares retirados muy crítico con el gobierno español, en el cual se hablaba de "fusilar a 26 millones" de personas.

La fiscalía indicó en un comunicado que considera que en esa conversación de la aplicación de mensajería WhatsApp se "vierten manifestaciones totalmente contrarias al orden constitucional haciendo alusiones veladas a un pronunciamiento militar".

Los mensajes de este chat, que incluye a altos mandos militares del ejército del aire ahora retirados, fueron reveladas a principios de diciembre por el diario digital infoLibre.es.

En ellos se criticaba al gobierno de coalición entre socialistas y la izquierda radical de Podemos, con frases como: "No quiero que estos sinvergüenzas pierdan las elecciones. No. Quiero que se mueran todos y toda su estirpe" y "Alguien tendrá que empezar a hacer algo (legal o ilegal) contra estos hijos de puta".

"Para que mueran hay que fusilarlos y hacen falta 26 millones de balas", decía otro mensaje, en referencia a personas que habrían votado o apoyan al gobierno y a sus partidos socios.

Al conocerse los mensajes, la ministra de Defensa, Margarita Robles, afirmó que "no representan para nada a las fuerzas armadas, y están haciendo un flaco y negativo favor a nuestras fuerzas armadas y al rey".

InfoLibre.es indicó que algunos de los miembros del grupo de WhatsApp se encuentran entre los firmantes de una carta que más de 70 altos mandos militares retirados enviaron en noviembre al rey Felipe VI, divulgada por la prensa española, en la que exponen sus "desvelos" por un gobierno que, a su juicio, amenaza con "la descomposición de la unidad nacional".

Estas críticas van en el sentido de las vertidas por partidos de derecha y ultraderecha, que censuran al gobierno por contar con el apoyo de partidos nacionalistas e independentistas regionales para sacar adelante iniciativas en el Congreso de los Diputados, entre ellas los presupuestos para 2021.

du/CHZ/zm