La Fiscalía defiende pena de muerte para el autor del tiroteo de Parkland

·4  min de lectura

La fase de sentencia del juicio a Nikolas Cruz, autor confeso de la matanza ocurrida en una escuela secundaria de Parkland, Condado Broward, se inició este lunes con un alegato de Fiscalía en el que pidió la pena de muerte para el acusado por los asesinatos “atroces y crueles” de 17 personas.

Fue “un horrendo ataque” y planeado con meses de antelación el que perpetró Cruz en la escuela Marjory Stoneman Douglas, en el sur de Florida, como dijo en una corte de Fort Lauderdale ante los miembros del jurado Michael Satz, un veterano fiscal quien fue el encargado del alegato de apertura por parte de la Fiscalía.

Satz hizo un pormenorizado recuento de los hechos, que incluso llevó a algunos asistentes a abandonar la sala visiblemente emocionados.

Afuera de la sala en la que se desarrolló la audiencia había “perros de terapia” para ofrecer confort a los familiares de las víctimas.

En una mesa y con la cabeza gacha, Nikolas Cruz, ahora de 23 años y a quien Satz describió como una persona “fría, calculadora, manipuladora y mortal”, escribía papeles que le pasaba a los miembros de su defensa, a quienes por momentos susurraba, sin apenas levantar la vista.

El fiscal alegó que en este caso hay hasta siete factores agravantes que justifican la pena de muerte para Cruz, los cuales serán bastantes sólidos para doblegar cualquier argumento en torno a la salud mental y la infancia del joven que previsiblemente pueda esgrimir la defensa.

Uno de esos factores agravantes lo constituye el video en el que el joven alertó tres días antes que sería el próximo autor de un tiroteo en una escuela y que tenía como objetivo matar a 20 personas armado con un rifle semiautomático AR-15.

“Va a ser un gran evento, y cuando me vean en las noticias, sabrán quién soy. Todos ustedes van a morir”, señaló Cruz en ese video que trajo a colación el fiscal durante la audiencia, en la que estuvieron presentes decenas de familiares de las víctimas.

Satz detalló en la audiencia presidida por la magistrada Elizabeth Scherer dónde y cuántos disparos recibieron cada una de las víctimas mortales de ese tiroteo cometido con “premeditación y alevosía” y en el que también resultaron heridas 17 personas.

En los siete minutos que duró el ataque, desde que empezó a disparar hasta que depositó el arma en una escalera, Cruz realizó 139 disparos, como manifestó el fiscal a los 12 miembros del jurado, siete hombres y cinco mujeres.

La defensa, que pide la cadena perpetúa para el joven, se eximió de exponer sus argumentos de apertura en la audiencia de este lunes y pidió hacerlo cuando le toque el momento de presentar su posición, que puede ocurrir en unas semanas.

PENA DE MUERTE O CADENA PERPETÚA

La fase de sentencia comenzó este lunes tras un largo y complicado proceso de selección de los 12 miembros del jurado que se inició en el mes de abril y durante el cual se entrevistaron a más de 1,800 candidatos.

Desde el lunes y en los próximos meses, el jurado observará pruebas, oirá argumentos y testimonios que le permitirán llegar a un veredicto, luego de que en octubre de 2021 Cruz se declarara culpable de los 34 cargos los que se le imputan: 17 por asesinato y 17 por intento de asesinato de los que sobrevivieron a las heridas de bala.

La fiscalía estatal del condado Broward, al norte de Miami, ha señalado desde que ocurrió la matanza que busca la pena capital y además ha aclarado que no ha negociado el asunto con la defensa, compuesta por abogados públicos.

Para la pena capital que la Fiscalía solicita se necesitan los 12 votos del jurado. En caso contrario recibiría una pena de prisión de por vida. Tras la sugerencia del jurado, será la magistrada Scherer la que tenga la palabra final.

“Lamento mucho lo que hice y tengo que vivir con ello todos los días”, dijo Cruz al leer una declaración escrita cuando se declaró culpable, lo que evitó a los familiares de las víctimas el estrés y el trauma de un largo juicio penal público con al menos 900 testigos y millones de páginas del expediente.

NI LA MUERTE ES SUFICIENTE

Para algunos familiares de las víctimas, Cruz debe ser sentenciado a la pena capital y aun así “no sería suficiente”, como dijo este fin de semana Manuel Oliver, padre de Joaquín, al canal local WPLG, filial de la cadena ABC.

A su turno, Fred Guttenberg, padre de Jaime Guttenberg, muerta en el tiroteo, saludó que al cabo de cuatro años y cinco meses este lunes comience la fase de sentencia del juicio “por el asesino de Jaime”, como dijo en un mensaje de Twitter. “Jaime, te extraño más allá de las palabras”, agregó.

Guttenberg destacó además que hace una semana estuvo en la Casa Blanca celebrando la firma de una ley sobre seguridad de armas y que el lunes estuvo en los tribunales para el inicio de la fase de sentencia del juicio a la persona que asesinó a su hija con un rifle semiautomático AR-15.

“Esta es la realidad de la violencia armada”, manifestó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.