Fiscalía colombiana lleva a juicio al hijo de Petro por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero

La Fiscalía General de Colombia anunció el lunes que presentó el escrito de acusación contra Nicolás Petro, hijo del presidente Gustavo Petro, y que lo llevará a juicio por supuesto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

El Ministerio Público aseguró que la acusación se planteó ante los juzgados penales de Barranquilla, ciudad en la reside el hijo del mandatario colombiano, y que allí “se designará al juez que adelantará el juicio” contra Nicolás Petro y que “presentará todas las pruebas”.

El hijo del presidente colombiano, que inicialmente había ofrecido colaborar con el proceso de investigación con datos y evidencias documentales, reaccionó también el lunes y manifestó en su cuenta de X, antes conocido como Twitter, que “inicia la lucha de mi vida” y que sabía que la Fiscalía dirigida por Francisco Barbosa “no era de fiar y hoy lo demostraron”.

Y añadió: “Me han presionado hasta el límite con la única intención de convertirme en un arma contra mi padre. Decidí levantarme y no arrodillarme ante el verdugo”.

El hijo de Petro —que se desempeña como diputado de la Asamblea Departamental del Atlántico, al norte de Colombia— es señalado por las autoridades judiciales de haber incrementado ilegalmente su patrimonio. Fue detenido el pasado 29 de julio en Barranquilla, una ciudad al norte del país. Su exesposa, Daysuris del Carmen Vásquez, también fue detenida ese día.

La investigación comenzó tras las denuncias de su exesposa, quien afirmó que habría recibido dinero para la campaña presidencial de su padre pero se habría quedado con esos recursos.

La Fiscalía General expuso que el incremento ilegal del patrimonio del hijo del mandatario habría llegado a los $150,000 en 2022, el mismo año de la campaña en la que su padre ganó la jefatura del Estado.

El pasado 3 de agosto, en medio de la investigación, el fiscal encargado del caso, Mario Burgos, aseguró que Nicolás Petro había dicho que parte de ese dinero sirvió para financiar la campaña de su padre en el Atlántico, departamento del norte colombiano en el que el descendiente del presidente Petro coordinó diferentes actos políticos para el triunfo de su padre.

Ese mismo día, Nicolás Petro aseguró: “Quiero anunciar a Colombia que hemos decidido iniciar un proceso de colaboración donde me referiré a nuevos hechos y situaciones que ayudarán a la justicia. Lo hago por mi familia y por mi bebé que viene en camino”.

Tras esto, la Fiscalía General pidió que se le concediera la libertad condicional. El hijo del mandatario pudo regresar a su vivienda, en Barranquilla, por decisión del juez que aceptó esta petición.

Días después, Petro aseguró que su padre no sabía sobre la utilización de estos recursos para el financiamiento de su campaña.

El anuncio de Nicolás Petro de colaborar con la justicia abrió la puerta para que llegara a un principio de oportunidad con la Fiscalía General, una figura que se utiliza en Colombia para evitar el juicio contra un acusado y acordar anticipadamente una condena.

Este principio de oportunidad se utiliza cuando las pruebas presentadas son tan contundentes que el acusado prefiere colaborar con la justicia y tratar de lograr un acuerdo con la Fiscalía General.

En este caso, sin embargo, el Ministerio Público presentó el escrito de acusación y el proceso contra Nicolás Petro irá a juicio.

Por el momento, se desconoce si la Fiscalía General pedirá la revocatoria de la libertad condicional del hijo del presidente, lo que implicaría que Nicolás Petro regresaría a una cárcel mientras se desarrolla el juicio y se determina si es culpable o inocente.