La Fiscalía boliviana activa la alerta migratoria para dos ministros de Áñez

Agencia EFE
·2  min de lectura

La Paz, 6 nov (EFE).- La Fiscalía Departamental de La Paz activó este viernes la alerta migratoria para los ministros interinos de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, y de Defensa, Luis Fernando López, para garantizar que se sometan a las investigaciones del caso de un presunto sobreprecio en la compra de material antidisturbios.

El fiscal departamental de La Paz, Marco Antonio Cossío, informó en conferencia de prensa de que luego de que una comisión de fiscales revisara el cuaderno de investigación sobre este caso, determinó activar la alerta migratoria en contra de los dos ministros interinos y dos personas más.

Cossío sostuvo que se activó esta alerta migratoria con la finalidad de continuar con las investigaciones del caso y conocer si los investigados intentan salir del país.

"Hay que garantizar la presencia de las autoridades para la investigación y finalizar la etapa preliminar", indicó.

Además aclaró que esta alerta es a nivel nacional y que no se ha activado ningún mecanismo con Interpol.

En caso de que alguno de los investigados quiera salir del país, Migración alertará al Ministerio Público para ser enviados a la Fiscalía, explicó.

"Nosotros presumimos que siguen en Bolivia y seguimos con las investigaciones", agregó el fiscal.

En tanto, Arturo Murillo escribió en Twitter que la "Justicia del Movimiento Al Socialismo", partido del presidente electo Luis Arce, "libera pedófilos, narcotraficantes y persigue ministros que salvaron vidas", haciendo alusión al trabajo que realizó en medio de la pandemia de la covid-19 en el país.

Ambos ministros interinos son investigados por un supuesto sobreprecio de casi dos millones de dólares en la compra de material antidisturbios como gases lacrimógenos en noviembre del año pasado, en medio de la crisis política y social que vivió el país ese tiempo.

La denuncia la presentaron varios parlamentarios del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del expresidente Evo Morales, a la cabeza de los diputados Franklin Flores, Sonia Brito y Édgar Montaño, por delitos como contratos lesivos al Estado.

En tanto, una comisión de parlamentarios que investigó este hecho remitió en octubre pasado un informe que fue aprobado por la Asamblea Legislativa, con mayoría del MAS, en el que recomienda iniciar un proceso penal en contra de esas dos autoridades.

El ministro interino debía responder a una convocatoria de esta comisión a la que no se presentó, por lo que el Parlamento boliviano dispuso la censura legislativa contra Murillo para que se aparte del cargo, lo que se produjo brevemente pues luego fue repuesto por la presidenta transitoria del país, Jeanine Áñez.

Los ministros transitorios están a dos días de dejar sus cargos, con la posesión de Luis Arce del Movimiento Al Socialismo este domingo como presidente del país, y este pasado jueves en el último mensaje de la presidenta transitoria no estaban ambas autoridades entre quienes la acompañaban.

(c) Agencia EFE