La fiscalía belga descarta apelar el fallo en el caso de complicidad en los atentados de París

·2  min de lectura

La fiscalía belga anunció el martes que no apelará el fallo emitido el 30 de junio en el proceso a los 14 sospechosos de complicidad en los atentados yihadistas que causaron 130 muertos en París el 13 de noviembre de 2015.

En este caso, llamado "París bis" por llevarse a cabo en paralelo del juicio francés, 14 personas fueron juzgadas por ser sospechosas de haber suministrado apoyo desde Bélgica (alojamiento, falsa documentación, transporte...) a los comandos que perpetraron los ataques en la capital francesa.

El juicio se cerró con penas en general inferiores a las requeridas por la acusación. El fallo es ahora definitivo, precisó el portavoz de la fiscalía federal Eric Van Duyse.

En definitiva, cuatro de los 14 acusados habían sido puestos en libertad el 30 de junio, otros tres se habían beneficiado de una suspensión de su condena, y sólo se habían impuesto dos penas de prisión firme (de 18 meses y 35 días), mientras que el resto se había suspendido.

El tribunal correccional de Bruselas también había impuesto una pena de servicio a la comunidad.

La sentencia fue elogiada por los abogados defensores por su indulgencia. "Es una decisión muy justa, muy correcta", reaccionó Virginie Taelman, cuyo cliente, Abid Aberkane, había sido severamente acusado.

Primo de Salah Abdeslam, único miembro vivo de los comandos del 13 de noviembre, Abid Aberkane había acogido al yihadista francés en Molenbeek durante los últimos días de su huida antes de su detención el 18 de marzo de 2016.

Fue condenado a tres años de prisión condicional, mientras que la fiscalía había solicitado un año más.

Los jueces desestimaron algunas quejas, en particular la de que no se le podía reprochar haber hecho propaganda del grupo Estado Islámico.

En el tratamiento judicial de esta ola de atentados de 2015-2016 reivindicados por el EI, la próxima etapa es el juicio previsto a partir del 10 de octubre para los diez acusados de los ataques cometidos en Bruselas el 22 de marzo de 2016 (32 muertos) por la misma célula yihadista.

Entre los acusados figuran, como en el juicio de París concluido el 29 de junio-, Salah Abdeslam y Mohamed Abrini, que había acompañado a los asaltantes a París.

Abrini es conocido como el "hombre del sombrero" de los atentados de Bruselas (había renunciado a hacerse explotar en el aeropuerto).

Abdeslam, de 32 años, y Abrini, de 37 años, fueron condenados en París a cadena perpetua.

Para el primero, el tribunal de lo penal dictó la pena más alta del código penal francés, a saber, la cadena perpetua incompresible.

En el segundo caso, la cadena perpetua fue acompañada de una pena de prisión de 22 años. Ambos fueron trasladados a mediados de julio a prisiones belgas.

mad/emp/es/zm/mab/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.