La Fiscalía acusa al jefe opositor paraguayo de falsear documentos en campaña

·2  min de lectura

Asunción, 1 jun (EFE).- La Fiscalía de Paraguay solicitó juicio oral para Efraín Alegre, presidente del Partido Liberal, el mayor de la oposición, al que acusó de producción de documentos no auténticos, entre otros cargos, en un proceso que meses atrás tuvo al político en prisión preventiva.

El caso se remonta a mediados del año pasado tras la denuncia del dueño de una gasolinera del departamento de Alto Paraná (este) por presunto falseamiento de facturas para abultar los gastos de los liberales de esa zona en la campaña electoral de 2018, en la que Alegre fue el candidato presidencial por su formación.

En su comunicado, el Ministerio Público señaló que el propietario de ese negocio asegura que no prestó servicios al partido por el monto que figuró en las facturas.

Asimismo, añade la Fiscalía, el denunciante mantiene que ese documento es "una clonación o imitación de las facturas utilizadas en su estación de servicio" que "presenta visibles diferencias para con la auténtica".

La Fiscalía indicó que el mismo documento fue presentado ante el Tribunal Superior de Justicia Electoral en la rendición de cuentas de la campaña del partido.

La acusación a Alegre incluye además un hecho punible de producción mediata de documentos públicos de contenido falso y uso de documentos públicos de contenido falso, a la espera de que se fije fecha de juicio oral.

La denuncia del dueño de esa gasolinera derivó el pasado año en la imputación de la Fiscalía a Alegre, que en aquellas elecciones generales perdió ante el actual presidente del país, Mario Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado.

Sus abogados argumentaron que el proceso carecía de base debido a que Alegre era uno de los candidatos en esa campaña, por lo que no podía ejercer a la vez como administrador de gastos, tal y como establece la ley electoral.

El jefe opositor dijo ser víctima de una persecución política por parte de la "mafia" del expresidente Horacio Cartes (2013-2018), del Partido Colorado, que, según Alegre, controla la Fiscalía y otras instituciones del Estado.

Tras la imputación, una juez le impuso medidas alternativas a la prisión preventiva que Alegre se negó a cumplir, por lo que finalmente ingresó en una cárcel policial en Asunción.

Veinte días después la jueza revocó la medidas y Alegre fue puesto en libertad.

La dirección del Partido Liberal emitió una denuncia a la Organización de los Estados Americanos (OEA).

(c) Agencia EFE