Firman acuerdos para coordinar consulta sobre juicio expresidentes

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 28 (EL UNIVERSAL).- El gobierno de la Ciudad de México y la junta local del Instituto Nacional Electoral en la Ciudad de México firmaron el Convenio Marco de Coordinación para la Realización de Acciones a implementarse con motivo de la Consulta Popular 2021 del próximo 1 de agosto, en el que acordaron implementar medidas de seguridad y préstamo de inmuebles.

El titular de la Secretaría de Gobierno, Martí Batres Guadarrama, destacó que con este convenio, la autoridad local gestionará el préstamo y el uso de instalaciones de inmuebles administrados por el Gobierno de la Ciudad de México, por las alcaldías o direcciones territoriales que corresponda para la instalación de las mesas receptoras de la consulta popular.

También en materia de seguridad pública, el Gobierno de la Ciudad de México dará apoyo vial para que los vehículos de carga, que transporten la documentación y materiales de la consulta popular circulen por ejes viales y avenidas principales.

Asimismo, habrá un dispositivo de vigilancia de los asistentes de la consulta popular, además para la vigilancia y resguardo del inmobiliario que se ocupará; para el monitoreo del desarrollo de la jornada; para la vigilancia durante el cómputo de la consulta popular; así como para facilitar el traslado de los paquetes electorales, para la vigilancia externa de las instalaciones de las juntas ejecutivas; y para la vigilancia externa de las instalaciones de las juntas distritales ejecutivas.

"De esta manera, el Gobierno de la Ciudad de México coadyuvará con aquellos aspectos que el Instituto Nacional Electoral requiere para el buen curso de la consulta popular que se realizará el día 1 de agosto", refirió.

El funcionario expuso que esta consulta representa un acontecimiento muy importante para el país y, por lo tanto, también para la Ciudad, pues con esta consulta se hace realidad un conjunto de reformas que se aprobaron aproximadamente una década y que fueron además refrenadas y transformadas en los años 2019 y 2021.

"Reformas constitucionales relacionadas con la consulta popular y recientemente con el tema de revocación de mandato por esa consulta del 1 de agosto tendremos en el país la primera consulta nacional convocada por órganos del Estado a la ciudadanía", explicó Batres Guadarrama.

Resaltó que ha habido otras consultas en el país pero han sido consultas organizadas por la sociedad civil y ésta será la primera consulta propuesta por el poder Ejecutivo, aprobada por el Poder Legislativo y avalada constitucionalmente por el Poder Judicial.

"Con esto se inaugura una nueva etapa en la vida democrática de México que podemos denominar la etapa de la democracia participativa, también conocida como democracia directa o democracia semidirecta. En otros países hemos tenido ejemplos interesantes de este tipo de participación de la sociedad en asuntos de su interés", refirió.

Refirió que en la Ciudad de México tiene algunos antecedentes como la incorporación del plebiscito al estatuto de gobierno del año de 1997, que permitió la realización años después del llamado plebiscito sobre el segundo piso de Periférico en el año 2002.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.