Finneas y su emocionante odisea para llegar a James Bond

MESFIN FEKADU
·3  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — El camino para que Billie Eilish y Finneas consiguieran el sí para componer el tema de la próxima película de James Bond fue casi tan emocionante como ver la cinta cargada de acción en la pantalla.

“Le dijimos a nuestro equipo: ‘Si alguien conoce a alguien que conoce a alguien, sólo háganles saber que nos encantaría hacer esto’”, contó Finneas. “Siempre hemos tratado de escribir una canción de Bond”.

Los hermanos con el tiempo se reunieron con un productor del filme que les permitió leer parte del guion. Y estando en Texas para dar unos conciertos en Austin City Limits, escribieron y grabaron “No Time to Die” justo a tiempo para cumplir el plazo de entrega.

“Tengo un estudio móvil y empecé a tocar esa parte de piano diciendo como que, ‘bueno, eso está bien bonito’. En un par días escribimos la canción completa, grabamos la voz y la mandamos. Eso fue en octubre del 2019. Esperamos conteniendo el aliento por un tiempo. Ellos deliberaron. Mucha gente tenía que aprobarlo”.

Finneas y Eilish finalmente recibieron una llamada telefónica del ídolo Hans Zimmer, quien los invitó a Londres a ver la película y grabar el tema con una orquesta.

“Dije, ‘Listo, ¡vamos!’”, exclamó Finneas. “Fue una semana bien intensa. Estuvimos en Londres. Teníamos a (la productora de cine) Barbara (Broccoli). Teníamos al director, Cary (Joji Fukunaga), que se ha hecho amigo mío. Teníamos a Hans. Teníamos al (productor musical) Stephen Lipson. Teníamos una orquesta de 70 músicos en AIR Studios, y yo todavía preguntaba: ‘¿Tenemos el trabajo? ¿Van a usar nuestra canción?’ Creo que no supimos si iban a usarla o no básicamente hasta que se anunció que era nuestra canción”.

“No los culpo para nada, creo que ellos quieren lo que sea mejor para la película”, continuó Finneas. “Quieren asegurarse de que todos estén totalmente contentos. Creo que esa es una buena manera de asegurarse de que todo está bien. Definitivamente fue algo de último minuto y muy estresante. Fue un proceso largo”.

“No Time to Die” salió en febrero, aunque el estreno del filme del mismo título se postergó hasta abril de 2021 debido a la pandemia de coronavirus. El tema, que se certificó oro y llegó al puesto No. 16 de la lista Hot 100 de Billboard, competirá el 31 de enero por el Grammy a la mejor canción escrita para un medio audiovisual.

Finneas y Eilish también están nominados a canción y grabación del año por “Everything I Wanted”, sobre su relación como hermanos y sobre estar ahí el uno para el otro. Las nuevas postulaciones llegan casi un año después de que el dúo ganara 11 Grammys en conjunto en la ceremonia de 2020.

“Es tan gratificante y maravilloso y difícil de articular lo significativo que esto es para mí”, dijo Finneas de las nominaciones. “En el periodo que siguió sentí un par de cosas... Ser nominado es realmente maravilloso de por sí. De alguna manera ganar, aunque es un honor muy grande y aleccionador, no es tan bueno como ser nominado debido al grupo de colegas. El año pasado hubo tantos discos en la categoría de álbum del año que personalmente me encantaban, que estar nominado entre ellos fue ‘guao, que equipo tan increíble del cual ser parte’. Ganar es como, ‘Yo no soy mejor. Me encantan estos álbumes. Cualquiera se merece este premio’. Ese es el tipo de sentimiento que tuve”.

“En esencia, lo vemos este año con The Weeknd — cada año hay un artista o dos, o un montón, que no son reconocidos como probablemente merecen”, continuó. “Es complicado. Creo que, bajo esa métrica, los Grammy y otras ceremonias de premios — los Oscar, los AMAs — deben tomarse con cierta reserva, porque el hecho de que ‘After Hours’ (de The Weeknd) no haya sido nominado a álbum del año no lo hace un disco menos impresionante”.