Finlandia y Suecia se muestran “optimistas” de que Turquía acepte su candidatura a la OTAN

·4  min de lectura

Este martes, Finlandia y Suecia expresaron su optimismo sobre unirse a la OTAN, a pesar de que Turquía afirmó rotundamente que no apoyaría sus candidaturas.

El presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, dijo que confiaba en poder convencer a Turquía de que aceptara su candidatura a la OTAN “con la ayuda de debates constructivos”.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha echado agua fría sobre los “históricos” anuncios de Finlandia y Suecia para unirse a la alianza militar, alegando que Ankara no aprobaría sus candidaturas.

“Las declaraciones de Turquía han cambiado muy rápidamente y se han vuelto más duras durante los últimos días”, dijo el presidente Niinisto durante un discurso ante el parlamento de Suecia. “Pero estoy seguro de que, con la ayuda de discusiones constructivas, resolveremos la situación”.

Y agregó: “Estoy optimista”.

Turquía sorprendió a muchos aliados de la OTAN el lunes al decir que no apoyaría la membresía de Suecia y Finlandia, después de que los dos países dieran el paso muy anticipado de aceptar solicitar unirse a la alianza liderada por Estados Unidos esta semana.

Ankara dice que Suecia y Finlandia albergan a personas vinculadas a grupos que considera terroristas, a saber, el grupo militante del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y seguidores de Fethullah Gulen, a quien Ankara acusa de orquestar un intento de golpe de estado en 2016.

“Ninguno de estos países tiene una actitud clara y abierta hacia la organización terrorista”, aseguró Erdogan. “¿Cómo podemos confiar en ellos?”.

La emisora estatal turca TRT Haber dijo el lunes que Suecia y Finlandia no habían aprobado la repatriación de 33 personas que Turquía había solicitado, incluidos miembros del PKK y Fethullah Gulen.

Niinisto dijo que habló con el presidente turco hace un mes y que el mensaje en ese momento había sido de apoyo a la membresía de Finlandia y Suecia en la OTAN.

La ministra de Asuntos Exteriores sueca, Ann Linde, dijo que su país, al igual que el resto de la Unión Europea, consideraba al PKK una organización terrorista. Linde firmó formalmente la solicitud para la OTAN del país el martes.

Niinisto y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, viajarán a Estados Unidos para reunirse el jueves con el presidente Joe Biden y discutir las solicitudes.

Niinisto mencionó que una rápida ratificación por parte de Estados Unidos podría allanar el camino hacia la membresía de los dos vecinos nórdicos, que se unieron a la Unión Europea en 1995.

La Casa Blanca dijo que la administración confía en que la OTAN pueda llegar a un consenso sobre las candidaturas.

“Sabemos que hay mucho apoyo para que Suecia y Finlandia se unan a la OTAN”, comentó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

A pesar de que Vladimir Putin pareció echarse atrás significativamente en el tema al insistir en que Rusia “no tenía ningún problema” con las candidaturas a la OTAN de los países, Islandia, Dinamarca, Noruega y Francia se unieron al Reino Unido para comprometerse a defender a las dos naciones en caso de un ataque antes de su adhesión, un período “vulnerable” que la primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, sugirió que podría durar hasta un año.

Después de años de no alinearse, que se remontan al final de las guerras napoleónicas en Suecia y durante más de medio siglo en Finlandia, ambas naciones han desarrollado ejércitos fuertes y bien equipados.

Ambos se encuentran entre los 10 países que participan en los ejercicios de la OTAN que se realizan en Estonia, organizados antes de la invasión a Ucrania por parte de Putin, que se denominan “Hedgehog” y se anuncian como uno de los ejercicios más grandes que hace la alianza en el Báltico hasta la fecha.

Mientras tanto, el presidente de Rusia pareció suavizar su postura sobre la medida el lunes, insistiendo en que Moscú “no tiene ningún problema” con la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN, ya que no ve “una amenaza inmediata para Rusia”.

En cambio, advirtió que, si la alianza trasladara más tropas o equipos militares al territorio de sus nuevos miembros (medidas que Finlandia y Suecia ya han descartado), eso “sin duda provocaría una reacción”.

Informes adicionales de las agencias

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.