La negociación sobre las finanzas del clima bloquea la COP27 a un día de su clausura

Las finanzas, y en especial la creación de un fondo de pérdidas y daños por el cambio climático para los países en desarrollo, bloqueaban este jueves las negociaciones en la conferencia del clima de la ONU (COP27) en Egipto, a un día de su cierre oficial.

"Existe claramente una falta de confianza entre el Norte y el Sur", advirtió el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

"La manera más efectiva de reconstruir esa confianza es mediante un acuerdo ambicioso y creíble sobre las pérdidas y daños y el apoyo financiero a los países en vías de desarrollo", agregó.

Los países del Sur conformaron un frente común para reclamar la creación de ese fondo, en tanto que Estados Unidos se muestra contrario a la idea y la Unión Europea (UE) no considera necesario crear un mecanismo nuevo.

Crear ese fondo es "un imperativo moral y de justicia climática", declaró en rueda de prensa el colombiano Francisco Javier Canal Albán, viceministro de Ordenamiento Ambiental del Territorio.

La COP27 debe cerrarse "como mínimo con una declaración política" de compromiso con la creación de ese fondo o mecanismo, subrayó la ministra de Cambio Climático de Pakistán, Sherry Rehman.

El mayor grupo de países del sistema de la ONU (G77, con 134 miembros), los países menos desarrollados (LDC), los Estados insulares (AOSIC), así como ocho países latinoamericanos integrantes de la AILAC (Asociación Independiente de América Latina y el Caribe) convocaron a la prensa para lanzar ese llamamiento.

La AILAC había jugado en anteriores COP un papel más bien de mediador, pero con el giro a la izquierda de la inmensa mayoría de la región, sus integrantes han asumido resueltamente las posiciones del G77.

"Estamos agotando nuestro tiempo, nuestro dinero y nuestra paciencia", explicó Ralph Regenvanu, ministro de Cambio Climático de Vanuatu.

- Todos deben contribuir -

"Todo el mundo debería contribuir. Y esto es algo que he comunicado a todos nuestros socios, también a mi colega y negociador chino, Xie Zhenhua", declaró el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans.

"Si estamos hablando de justicia, hay que mirar la posición en la que se encuentran los países ahora, y no la de hace 30 años", añadió.

China se ha convertido en las últimas décadas en la segunda economía mundial y en el mayor emisor de gases de efecto invernadero.

El pasado lunes, la presidencia alemana del G7 anunció un "Escudo Global", dotado de más de 200 millones de dólares, para entregar rápidamente ayuda en caso de desastres climáticos en países del Sur.

Pero un fondo bajo la égida de la ONU debe ser creado, "independientemente de otras respuestas", advirtió Francisco Javier Canal Albán.

- Cifras astronómicas -

Las cifras que se barajan de daños directos e indirectos a causa del cambio climático son astrónomicas.

Según el Instituto Grantham, las pérdidas y daños podrían llegar a oscilar entre 290.000 y 580.000 millones de dólares anuales en 2030.

La discusión sobre ese fondo se abrió en la COP26 de Glasgow, hace un año.

Oficialmente los casi 200 países negociadores tienen aún dos años para alcanzar un acuerdo, pero el tema fue incluido en la agenda de esta conferencia de el balneario de Sharm el Sheij.

La presión de los países en vías de desarrollo es máxima para intentar adelantar etapas.

La presidencia egipcia publicó un documento de trabajo que deja en blanco el punto que menciona el dinero para un fondo de pérdidas y daños.

Y no es el único tema financiero contencioso.

Los 100.000 millones de dólares anuales que los países ricos debían entregar a los países en  desarrollo para mitigar sus emisiones de gases y adaptarse al cambio climático no se han materializado totalmente, dos años después de la fecha tope.

Y en Sharm el Sheij las partes deberían discutir qué hacer al respecto a partir de 2025, cuando esa cifra debe ser aumentada.

jz/avl/js