Financieras de ahorro abusan de las clases más humildes en Yucatán

MERIDA, Yuc., febrero 13 (EL UNIVERSAL).- Las financieras de ahorro están rebasando todos los límites y abusando de la gente y en otros casos propiciando el despojo de propiedades, acusó la organización de El Barzón en Yucatán, que también solicitó que el Congreso del Estado legisle para esas regular prácticas.

Las financieras de ahorro popular están "abusando" de las clases más humildes en la entidad, denunció Flor Rouco Pacheco, presidenta estatal de la organización Barzón Yucatán.

Declaró también que ante esa ola de abusos es indispensable que el Congreso del Estado "regule las malas prácticas" y ponga "especial atención" ante los despojos de propiedades.

Rouco Pacheco explicó que el organismo que preside en el Estado, tiene como finalidad "acabar con los atropellos financieros" y ayudar a los usuarios que tienen créditos bancarios en cartera vencida y que viven preocupados por la situación y además temerosos de perder su poco patrimonio.

Señaló que cada vez hay más empresas que ofertan "atractivos paquetes financieros" a la gente con menos recursos, "luego de unos meses sus cuentas terminan siendo impagables, y en muchas ocasiones son despojados de sus viviendas", denunció.

"Las financieras como Sopori, Compartamos Banco, La Sagrada Familia, Independencia, entre otras; tienen mecanismos para aprovecharse de la gente con menos recursos; ofrecen créditos a cómodos meses y con los intereses terminan pagando más que el doble o el triple", lo cual -aseguró- vuelve prácticamente imposible el devolver la cantidad solicitada inicialmente.

Subrayó que los intereses son "altísimos", y ante un atraso en los pagos, el proceso de cobro suele ser agresivo, "es común ver que lleguen los cobratarios, abran las rejas y con gritos ingresen por la fuerza a las viviendas exigiendo el pago del mes".

"Desde El Barzón, hemos visto como familias enteras pierden sus patrimonios por un préstamo de 5 mil pesos, que se convirtió en 20 mil, y terminó siendo impagable", comentó.

Pidió por tanto al Congreso del Estado poner atención sobre las financieras, y que se regule el agravio que sufren las personas de las comunidades y en especial al Sur de Mérida.

Adelantó que en los próximos meses buscará reunirse con las y los diputados, para que conozcan de fondo el problema, y "pongan candados a estas empresas, que en muchas ocasiones operan al marco de la ilegalidad".

Las nuevas oficinas de Barzón Yucatán estarán en la calle 75 No. 458-D por 38 y 36, en el centro de la ciudad, reveló la nueva dirigente.