Financiamiento de paz en Colombia está asegurado pese a crisis por pandemia

BOGOTÁ, 19 jun (Reuters) - La caída en los ingresos de Colombia causada por la pandemia de coronavirus no pondrá en riesgo la financiación de los programas creados en virtud del acuerdo de paz con los exguerrilleros de las FARC, dijo el viernes el gobierno.

El país firmó el tratado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a finales de 2016, poniendo fin a un conflicto armado de cinco décadas con ese grupo rebelde, que ha dejado más de 260.000 personas muertas, la mayoría civiles.

Una combinación de choques por los bajos precios del petróleo y una cuarentena de más de tres meses enfocada a detener la propagación del COVID-19 parecen encausar al país a una recesión, con una estimación del gobierno de que el PIB se contraerá un 5,5% este año.

Pero la financiación de los programas de la paz es segura, dijo a periodistas Emilio Archila, asesor presidencial encargado de supervisar la implementación de los acuerdos.

"¿Se va a afectar de una manera particular alguno de las fuentes que están destinadas al proceso de implementación?, la respuesta es no. El ministro de hacienda fue absolutamente categórico cuando le preguntaron en el Congreso y así lo dijo como lo estoy señalando", precisó el funcionario.

"Nadie tiene en el gobierno, ninguna intención de reducir el apoyo que hay para las víctimas y tampoco creo que sea políticamente muy posible hacerlo, pues por allí tenemos tranquilidad", agregó.

La Unión Europea prometió dinero para apoyar a los combatientes desmovilizados mientras consiguen trabajo y se instalan en la vida civil durante los próximos años, recordó Archila, mientras es poco probable que se vean afectados los programas para antiguas áreas de conflicto también.

El tribunal de justicia de transición, la comisión de la verdad y la unidad especial de búsqueda de desaparecidos también están a salvo de posibles austeridades.

"El presidente y el ministro ya han dicho muchas veces que no van a tener ninguna reducción", enfatizó Archila.

No obstante, la expansión de los esfuerzos de sustitución de cultivos destinados a reducir el cultivo de coca, el ingrediente base de la cocaína, requeriría más dinero, agregó.

El acuerdo ha enfrentado algunos obstáculos importantes, como el rearme de varios excomandantes y el asesinato de excombatientes.


(Reporte de Julia Symmes Cobb, traducido por Nelson Bocanegra, Editado por Juana Casas)