Palmeiras llega a Río para la final de Libertadores sin ningún caso de covid

Agencia EFE
·3  min de lectura

Río de Janeiro, 27 ene (EFE).- El Palmeiras llegó este miércoles a Río de Janeiro, en donde el sábado se medirá con el también brasileño Santos en la final de la Copa Libertadores en el estadio Maracaná, sin ningún caso de covid entre sus jugadores.

Todos los exámenes de diagnóstico de coronavirus exigidos por la Conmebol a los que fueron sometidos los jugadores y la comisión técnica entre el lunes y el martes dieron negativo, por lo que el Palmeiras no tendrá ninguna baja por covid, informó el club.

Se trata de una situación inusitada para el conjunto paulista, que en los últimos meses tuvo que aislar a uno o varios jugadores por haber contraído coronavirus.

Incluso cuando el técnico portugués Abel Ferreira inició sus trabajos como entrenador del Palmeiras hace menos de tres meses, el equipo tenía a 17 jugadores aislados, víctimas de la pandemia.

El entrenador luso tendrá a disposición para el partido del sábado a casi todos sus jugadores, con excepción de Luan Silva y Wesley, que están bajo cuidados médicos pero que, incluso así, fueron incluidos en la delegación que llegó a Río de Janeiro.

El experimentado volante y capitán Felipe Melo, uno de los jugadores más emblemáticos del Palmeiras, ya se recuperó de la lesión que lo tuvo varios días alejado de la cancha e incluso tuvo algunos minutos en el partido del martes en que el Verdao le cedió un empate 1-1 al Vasco da Gama por el Campeonato Brasileño, pero difícilmente será aprovechado el sábado por su falta de ritmo.

El resultado negativo en todos los exámenes fue anunciado durante el entrenamiento que el equipo hizo este miércoles en Sao Paulo, poco antes de embarcar rumbo a Río.

Cientos de hinchas del Palmeiras acudieron al aeropuerto de Sao Paulo a despedir al equipo y desearle suerte en el partido del sábado y provocaron una aglomeración, algo que la dirección del club había intentado evitar al avisar que los jugadores embarcarían desde un salón reservado.

El Palmeiras desembarcó en el aeropuerto internacional de Río de Janeiro hacia las 16.30 hora local (19.30 GMT), abandonó la terminal aérea por una puerta restringida al público y se alojó en un hotel del acomodado barrio de Barra de Tijuca.

Los jugadores tendrán la tarde libre y realizarán el jueves su primer entrenamiento en Río de Janeiro, para lo que escogieron el estadio olímpico Nilton Santos, cedido por el club Botafogo.

En la tarde del viernes, tras un nuevo entrenamiento en el Nilton Santos y la rueda de prensa que Ferreira concederá al lado del zaguero paraguayo Gustavo Gómez, los jugadores harán el tradicional reconocimiento de la cancha del estadio Maracaná.

En el partido del sábado el Pameiras intentará su segundo título de la Libertadores en la que será su quinta final en el torneo. El conjunto verde de Sao Paulo conquistó la Libertadores en 1999 y la dejó escapar en las finales de 1961, 1968 y 2000.

El Santos, por su parte, intentará su cuarto título tras haber vencido la Libertadores en 1962 y 1963, cuando su equipo era liderado por el legendario Pelé, y en 2011, cuando su capitán era Neymar. Para el Santos también será su quinta final, tras haber dejado escapar el título en 2003.

En caso de que Ferreira opte por los titulares de sus últimos partidos, el once inicial del Palmeiras en la final tendrá a Weberton en la portería; Marcos Rocha, Luan, Gustavo Gómez y Matías Viña en la defensa; Danilo, Gabriel Menino, Zé Rafael y Raphael Veiga como centrocampistas, y Rony y Luiz Adriano como pareja de atacantes.

(c) Agencia EFE