Filipinas rescata a 2 indonesios retenidos por extremistas

JIM GOMEZ

MANILA, Filipinas (AP) — Fuerzas filipinas rescataron el domingo a dos de tres rehenes indonesios tras un tiroteo con sus captores del grupo islamista Abu Sayyaf en una zona de jungla al sur del país, según dijo un comandante militar regional.

Un soldado y un miliciano murieron en dos combates sucesivos al amanecer en los que las tropas lograron recatar a dos indonesios en una zona montañosa en el interior, cerca de la localidad de Panamao, en la provincia de Sulu, dijo el teniente general Cirilito Sobejana.

Tropas respaldadas por helicópteros armados perseguían a los milicianos en un esfuerzo de rescatar al tercer rehén, añadió.

“Hemos acordonado la zona, de modo que somos muy optimistas sobre que recuperaremos al indonesio que falta”, dijo Sobejana a la prensa.

Los tres pescadores fueron capturados en septiembre en aguas cercanas al estado malasio de Sabah y trasladados a las bases del grupo armado en Sulu, pese al refuerzo de seguridad desplegado por las fuerzas malasias, filipinas e indonesias para impedir estos secuestros con fines económicos en su frontera marítima.

Las ofensivas militares contra grupos como Abu Sayyaf han reducido los secuestros en los últimos años, pero siguen ocurriendo. Combatientes de Abu Sayyaf han secuestrado gente en Sabah y sus alrededores en los últimos años, provocando una alerta de seguridad en la región.

Abu Sayyaf está considerado como grupo terrorista por Estados Unidos y Filipinas.

La milicia apareció a finales de la década de 1980 como escisión de una insurgencia separatista musulmana que llevaba décadas luchando en el sur del país, de mayoría católica. Tras perder a sus comandantes poco después de su formación, Abu Sayyaf se convirtió en un grupo pequeño pero violento al que se atribuyen secuestros con fines económicos, decapitaciones y otros crímenes. La mayoría de sus facciones han jurado lealtad al grupo extremista Estado Islámico.