Filipinas se prepara para un nuevo tifón tras registrar 20 muertos en otro

Manila, 3 nov (EFE).- Filipinas se prepara para el envite de un nuevo tifón, que podría golpear el norte del país este jueves, mientras prosigue con el registro de víctimas mortales por el tifón Goni, que de momento ha dejado 20 muertos.

La tormenta tropical Atsani, que se encuentra al noreste del archipiélago, se acerca con vientos sostenidos de 80 kilómetros por hora al norte de la isla de Luzón, la más poblada del país, a medida que coge fuerza y se prevé se convierta en un tifón.

"No es tan poderoso como Goni, pero causará daños en carreteras y puentes a su paso", apuntó anoche el presidente filipino, Rodrigo Duterte, durante una reunión televisada con su gabinete.

La agencia filipina para desastres naturales cifró en su último informe en al menos 20 los fallecidos a raíz del envite del tifón Goni, el tifón más potente del año y que cruzó el domingo Filipinas de este a oeste, mientras que ahora se dirige a Vietnam.

Al menos 457.000 personas han tenido que ser evacuadas en Filipinas por el Goni, que ha dejado un reguero de destrucción, especialmente en la provincia de Catanduanes, donde tocó tierra por primera vez.

Descrito por los meteorólogos como el tifón más fuerte del año, con ráfagas de viento de hasta 280 kilómetros por hora, el temporal perdió fuerza al aterrizar en la isla de Catanduanes, en el noreste de Filipinas, donde golpeó con vientos de 125 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 170.

El departamento de meteorología filipino estima que entre dos o tres tifones pasarán por el país durante noviembre, y entre uno y dos a lo largo de diciembre.

Un promedio de 20 tifones azotan Filipinas cada año y el más destructivo fue el tifón Haiyan, que en noviembre de 2013 golpeó las islas de Samar y Leyte, matando a unas 7.000 personas y dejando a 200.000 familias sin hogar.

(c) Agencia EFE