Filipinas indemnizará a víctimas de dictadura

Más destacado

MANILA, Filipinas (AP) — Casi cuatro décadas después de que fue detenido y torturado y de que su hermana desapareció en un laberinto de celdas policiales y casas militares en las Filipinas, el dramaturgo Bonifacio Ilagan puede ver por fin que su suplicio es reconocido por las autoridades.

Colaborador de un periódico comunista clandestino, Ilagan y miles de personas en condiciones similares fueron cercados por las fuerzas de seguridad del dictador Ferdinand Marcos mientras el país estaba sometido a la ley marcial en 1972. Las aprehensiones, las golpizas, el hostigamiento y los asesinatos continuaron hasta que Marcos fue depuesto en 1986.

Aunque la democracia fue restablecida, debieron pasar 27 años más para que el Congreso Filipino aprobara un proyecto de ley que concede indemnización a las víctimas de la dictadura de Marcos y las reconoce como tales. La iniciativa fue ratificada el lunes y sería enviada al presidente Benigno Aquino III para que la promulgue, dijo el senador Francis Escudero, uno de los principales promotores.

"Más que la compensación monetaria, la iniciativa constituye el único documento formal escrito de que la ley marcial violó los derechos humanos de los filipinos y de que hubo valientes que se enfrentaron a la dictadura", manifestó en un comunicado la organización SELDA, de ex reos políticos que promovieron la aprobación legislativa del proyecto.

El sufrimiento de Ilagan es más la norma que la excepción entre los activistas izquierdistas de su generación.

"La tortura comenzó en la casa. Fuimos apaleados, abofeteados y pateados", dijo al recordar el allanamiento de la policía en su vivienda en abril de 1974 y el comienzo del suplicio de dos años detenido. Relató que llegó a vomitar sangre de las patadas en los muslos y que le quemaron la planta de los pies con una plancha.

Sin embargo, expuso, "en comparación con otros, la mía no fue la peor tortura", pues "otros fueron electrocutados e inyectados con el suero de la verdad. (...) Pero las amenazas continuaron".

Rizalina desapareció en 1976 junto con otros nueve activistas, en su mayoría estudiantes que participaban en publicaciones contrarias a Marcos, recordó. Una de las mujeres arrestadas por la misma unidad gubernamental que a su juicio estuvo involucrada en el secuestro de su hermana logró escapar y relató que fue violada y torturada. Ilagan aseguró que sin duda su hermana sufrió los mismos abusos.

Ilagan dijo que sus padres murieron con la esperanza de que Rizalina aparecería viva, pero la familia sigue aguardando conocer su suerte.

Pese a las denuncias de ex prisioneros políticos, "no ha habido declaraciones de culpabilidad de los autores (de los abusos)", señaló el lunes la presidenta de SELDA, Marie Hilao-Enríquez.

La familia Marcos, en tanto, regresó del exilio en la década de 1990 y volvió a cobrar influencia. La ex primera dama Imelda Marcos es legisladora, su hijo Ferdinand "Bongbong" Marcos es senador y su hija Imee es gobernadora provincial.

De acuerdo con la Ley de Desagravio y Reconocimiento de Víctimas de Abusos a los Derechos Humanos de 2013, las 9.593 víctimas recibirán una compensación monetaria de un fondo de 246 millones de dólares que el gobierno filipino confiscó a Marcos. Pero los reclamos serán evaluados por una comisión independiente y la cantidad que cada uno reciba dependerá del abuso sufrido.

"Por fin, más de dos décadas después de la caída de la dictadura, tendremos una ley que ponga la responsabilidad de los abusos a los derechos humanos sobre los hombros de Marcos y brinde justicia a todos los que sufrieron bajo su mandato", dijo Walden Bello, integrante de un comité legislativo que elaboró y aprobó la iniciativa.

___

Los periodistas de Associated Press Oliver Teves y Hrvoje Hranjski contribuyeron a este despacho.

Cargando...