Filipinas: Al menos 51 muertos por inundaciones masivas

En esta imagen proporcionada por la Guardia Costera de las Filipinas, una anciana es transportada sobre una silla por personal del servicio de guardacostas en medio de una inundación, el lunes 26 de diciembre de 2022, en Plaridel, en el sur de las Filipinas. (Guardia Costera de las Filipinas vía AP) (ASSOCIATED PRESS)

MANILA (AP) — El número de muertos por las inundaciones masivas que devastaron partes de Filipinas durante el fin de semana de Navidad aumentó a 51, dijo el lunes la agencia nacional de respuesta a desastres, mientras los afectados luchan por recuperarse.

Las fotos en las redes sociales mostraban a las personas de la provincia de Misamis Occidental en el norte de Mindanao barriendo el lodo espeso de los pisos de sus casas. En el pueblo costero de Cabol-anonan, los cocoteros fueron arrancados de raíz y las chozas hechas de material liviano prácticamente arrasadas.

La región del norte de Mindanao en el sur llevó la peor parte del desastre, reportando 25 muertes, según el Consejo Nacional de Gestión y Reducción del Riesgo de Desastres. La mayoría de las muertes se debieron a ahogamientos y deslizamientos de tierra, y entre los desaparecidos había pescadores cuyas embarcaciones naufragaron.

Las inundaciones han disminuido en la mayoría de las áreas afectadas por el mal tiempo que interrumpió las celebraciones navideñas en el este, centro y sur de Filipinas. Pero más de 8.600 de las casi 600.000 personas afectadas permanecen en refugios de emergencia.

Más de 4.500 casas resultaron dañadas por las inundaciones, junto con carreteras y puentes, y algunas áreas aún tienen interrumpido el suministro de agua y electricidad, dijo la agencia de gestión de desastres. El gobierno envió alimentos y otros artículos esenciales a los residentes afectados por las inundaciones, desplegó equipos pesados para las operaciones de limpieza y proporcionó láminas de hierro y kits de reparación de viviendas, dijeron las autoridades. Se enviaron equipos de la capital, Manila, para ayudar a las comunidades con agua limpia limitada a instalar sistemas de filtración de agua.

Al menos 22 ciudades y municipios han declarado estado de calamidad, dijo el consejo de gestión de desastres. La medida permitirá la liberación de fondos de emergencia y acelerará los esfuerzos de rehabilitación.