Una filial de Hyundai usó mano de obra infantil en una fábrica de Alabama

·5  min de lectura
Una planta de automóviles Hyundai se ve desde el interior de un autobús Greyhound en las afueras de Montgomery

Por Joshua Schneyer, Mica Rosenberg y Kristina Cooke

LUVERNE, EEUU, 22 jul (Reuters) - Una filial de Hyundai Motor Co ha usado mano de obra infantil en una planta que suministra piezas para la cadena de montaje del fabricante de automóviles coreano en Montgomery, Alabama, según la policía de la zona, la familia de tres trabajadores menores de edad y ocho empleados antiguos y actuales de la fábrica.

Trabajadores menores de edad, en algunos casos de tan solo 12 años, han sido empleados recientemente en una planta de estampado de metal operada por SMART Alabama LLC, dijeron estas personas.

SMART, que figura en los archivos corporativos de Hyundai como una unidad de propiedad mayoritaria, suministra piezas para algunos de los coches y todoterrenos más populares construidos por el fabricante de automóviles en Montgomery, su planta de ensamblaje insignia en Estados Unidos.

Hyundai no respondió a las llamadas telefónicas ni a los correos electrónicos de Reuters en busca de comentarios.

SMART, en un comunicado, dijo que sigue las leyes federales, estatales y locales y "niega cualquier acusación de que empleó a sabiendas a cualquier persona que no es elegible para el empleo". La compañía dijo que confía en las agencias de empleo temporal para cubrir los puestos de trabajo.

SMART no respondió a preguntas específicas sobre los trabajadores citados en este artículo ni sobre las escenas en el trabajo que ellos y otras personas familiarizadas con la fábrica describieron.

Reuters se enteró de la existencia de trabajadores menores de edad en el proveedor propiedad de Hyundai tras la breve desaparición en febrero de una niña migrante guatemalteca de la casa de su familia en Alabama

La niña, que cumple 14 años este mes, y sus dos hermanos, de 12 y 15 años, trabajaban en la planta a principios de este año y no iban a la escuela, según personas familiarizadas con su empleo. Su padre, Pedro Tzi, confirmó el relato en una entrevista con Reuters.

La policía de la ciudad donde vive la familia Tzi, Enterprise, también dijo a Reuters que la niña y sus hermanos habían trabajado en SMART. La policía, que ayudó a localizar a la niña desaparecida, en el momento de su búsqueda la identificó por su nombre en una alerta pública.

Reuters no utiliza su nombre en este artículo porque es menor de edad.

La policía de Enterprise, a unos 45 kilómetros de la planta de Luverne, no tiene jurisdicción para investigar posibles violaciones de la legislación laboral en la fábrica. En su lugar, el cuerpo notificó a la oficina del fiscal general del estado después del incidente, dijo a Reuters James Sanders, un detective de la policía de Enterprise.

Mike Lewis, portavoz de la oficina del fiscal general de Alabama, declinó hacer comentarios. No está claro si la oficina u otros investigadores se han puesto en contacto con SMART o Hyundai sobre posibles violaciones.

MENORES EN RIESGO

Los hijos de Pedro Tzi, que ya se han matriculado para el próximo año escolar, formaban parte de una cohorte más amplia de trabajadores menores de edad que encontraron trabajo en el proveedor propiedad de Hyundai en los últimos años, según las entrevistas con una docena de antiguos y actuales empleados de la planta y reclutadores laborales.

Varios de estos menores, dijeron, han renunciado a la escolarización para trabajar en largos turnos en la planta, una instalación en expansión con un historial documentado de violaciones de la salud y la seguridad, incluidos los riesgos de amputación.

La mayoría de los empleados actuales y antiguos que hablaron con Reuters lo hicieron bajo la condición de mantener el anonimato. Reuters no pudo determinar el número exacto de niños que pueden haber trabajado en la fábrica de SMART, lo que se pagaba a los menores u otras condiciones de su empleo.

Recientemente, Hyundai dijo que se expandirá en Estados Unidos, planeando más de 5.000 millones de dólares en inversiones, incluyendo una nueva fábrica de vehículos eléctricos cerca de Savannah, Georgia.

En un momento de escasez de mano de obra en Estados Unidos y de interrupción de la cadena de suministro, los expertos laborales dijeron a Reuters que hay un mayor riesgo de que niños, especialmente los inmigrantes indocumentados, acaben en lugares de trabajo peligrosos e ilegales para los menores.

La planta SMART construye piezas para los populares modelos Elantra, Sonata y Santa Fe, vehículos que hasta junio representaban casi el 37% de las ventas de Hyundai en Estados Unidos, según el fabricante de automóviles. La fábrica ha recibido repetidas sanciones por violaciones de la salud y la seguridad, según los registros federales.

La planta, cuyo sitio web dice que tiene la capacidad de suministrar piezas para hasta 400.000 vehículos cada año, también ha tenido dificultades para retener la mano de obra para mantenerse al día con la demanda de Hyundai.

Aunque las empresas de contratación ayudan a cubrir puestos de trabajo en la industria en todo el país, a menudo han sido criticadas por grupos de defensa porque permiten a los grandes empresarios externalizar la responsabilidad de comprobar la idoneidad de los empleados para trabajar.

Un antiguo trabajador de SMART, un inmigrante adulto que se marchó a otro trabajo de la industria automovilística el año pasado, dijo que había unos 50 trabajadores menores de edad entre los diferentes turnos de la planta, y añadió que conocía a algunos de ellos personalmente.

Otra extrabajadora adulta de SMART, una ciudadana estadounidense que también dejó la planta el año pasado, dijo que trabajaba junto a una docena de menores en su turno.

(Editado en español por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.