Mayor fiesta mariana de Paraguay como barómetro del comportamiento ciudadano

Agencia EFE
·3  min de lectura

Asunción, 30 oct (EFE).- El Gobierno paraguayo indicó este viernes que podría suspender las actividades presenciales durante la fiesta de la virgen de Caacupé, que cada 8 de diciembre reúne a miles de personas, en caso de que los días previos se den resultados opuestos a los buscados en el protocolo sanitario establecido para impedir la propagación de la Covid-19.

El protocolo, anunciado esta semana, contempla limitaciones en el aforo de las misas y fija entre el 28 de noviembre y el 4 de diciembre el plazo permitido para las peregrinaciones a la basílica de Caacupé, a unos 55 kilómetros de Asunción.

E incluye la prohibición de tomar parte en esas peregrinaciones, que salen de todos los puntos del país, a los menores de 12 años, mayores de 60, y personas de cualquier edad con diversas patologías, como las respiratorias.

En ese sentido, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, dijo este viernes que cabe la posibilidad de restringir ese protocolo si las semanas anteriores, en las peregrinaciones y misas de novenarios "vemos una situación que no condice con los que se espera".

En ese sentido, el ministro invitó a la población a evitar sumarse de forma presencial a la mayor fiesta mariana del país y seguir las celebraciones desde sus casas o parroquias.

"Nuestro mensaje es que las fiestas marianas deben ser vividas en esta ocasión en las comunidades, o a través de las múltiples plataformas virtuales que estarán disponibles", dijo el ministro.

Mazzoleni enmarcó esos posibles retrocesos en el protocolo en la postura adoptada por el Gobierno de primar la "concienciación más que la prohibición".

"El problema no es salir (de casa), sino salir irresponsablemente", añadió durante la rueda de prensa virtual.

También en el marco de los cambios que se puedan dar en otros sectores, Mazzoleni indicó que el Gobierno estudia una asistencia a los estadios de la liga profesional de fútbol del 10%, pero también teniendo en cuenta que todo retorno ha de adecuarse a "un plan de posible retroceso".

"Es una posibilidad que estamos estudiando. Si los indicadores epidemiológicos se sostienen, es una posibilidad", dijo respecto a la competición de la primera división, que se celebra sin público desde que se reiniciara en julio.

ASUNCIÓN Y CENTRAL SIGUEN DE EPICENTRO

El coronavirus ha dejado 1.373 muertes y 62.000 casos desde marzo, según el reporte de este jueves de la cartera sanitaria.

Mazzoleni reiteró que Asunción y el departamento Central, el más poblado del país, concentran el mayor número de casos.

El ministro observó un descenso de casos en el país al mantener la tendencia de "meseta" y superarse el pico de semanas atrás, aunque apuntó a primeros del 2021 como periodo clave sobre las estrategias a seguir.

"El año que viene va a ser crucial en cuanto a decisiones a tomar, porque hay virus para rato", acotó.

Paraguay avanza en su periodo de reapertura, con el reinicio de los vuelos internacionales de pasajeros y la vuelta a la actividad de sus fronteras terrestres con Brasil.

Y este lunes con las clases presenciales para alumnos del último año de la Educación Media.

(c) Agencia EFE