Fiesta en Chimalhuacán termina en balacera; mueren siete

CHIMALHUACÁN, Méx., enero 23 (EL UNIVERSAL).- Durante la celebración de una fiesta privada en un domicilio del Barrio Fundidores, ubicado en la parte baja de Chimalhuacán, se presentó una balacera en el que perdieron la vida cuatro personas y tres más resultaron heridas, pero habrían muerto mientras recibían atención médica en un hospital.

Según el reporte policial, los hechos ocurrieron en la madrugada en un inmueble localizado en la calle Almendros, perteneciente a esa comunidad chimalhuaquense, donde los residentes escucharon varias detonaciones producidas por impactos de bala.

Al oír balazos y gritos en ese lugar donde se llevaba a cabo un festejo pidieron la presencia de la Policía Municipal.

A la zona arribaron elementos de la corporación local, así como de la Secretaría de Seguridad del Estado de México para atender la llamada que recibió el C5.

Los oficiales ingresaron al domicilio y encontraron tendidos en el piso a cuatro personas lesionadas con impactos de bala, las cuales ya no tenían signos vitales.

Además, de que otros tres presentaban heridas en el cuerpo por balazos que recibieron.

Paramédicos de Protección Civil llegaron al sitio y ofrecieron los primeros auxilios a los lesionados a los que trasladaron en ambulancia a un hospital para que recibieran asistencia médica especializada.

Durante el transcurso del día se dio a conocer que los tres heridos habrían perdido la vida en el centro médico donde los atendían.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México aún no da a conocer información oficial de los hechos.

De acuerdo con los vecinos de la zona mientras se desarrollaba la fiesta se registró una discusión entre varios de los asistentes que originó una riña después y luego se realizaron las detonaciones de arma de fuego.

Miembros de las corporaciones policiales efectuaron una búsqueda por el área para tratar de localizar a los responsables de los hechos de violencia, pero no han sido localizados.

En la zona donde ocurrió la balacera no hay instaladas videocámaras de vigilancia de las autoridades ni de particulares, por lo que no han podido obtener imágenes de los presuntos homicidas

Los cadáveres de las víctimas fueron trasladados al Servicio Médico Forense para posteriormente entregárselos a sus deudos.