El Fidesz del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, abandona el PPE

Agencia EFE
·2  min de lectura

Budapest, 18 mar (EFE).- El Fidesz, el partido del primer ministro húngaro, el ultranacionalista Viktor Orbán, abandonará el Partido Popular Europeo (PPE), anunció hoy Katalin Novák, ministra húngara de Familia y vicepresidenta de la formación conservadora.

"Es hora de decir adiós", escribió Novák en su cuenta de Twitter, donde también publicó una copia de la carta dirigida al PPE en la que el Fidesz comunica su decisión.

El pasado día 3, Orbán retiró a sus correligionarios del grupo parlamentario del PPE poco después de que éste adoptase unas enmiendas que facilitaban la expulsión de los eurodiputados húngaros debido a que el Gobierno del Fidesz no respeta los valores europeos.

La formación ya estaba suspendida dentro del PPE desde marzo de 2019, pero sus eurodiputados seguían formando parte del grupo democristiano en el Parlamento Europeo

"Informo a la presidencia del Partido Popular Europeo de que el Fidesz no desea seguir siendo miembro del Partido Popular Europeo, por lo que dimite conforme al artículo 9 de los estatutos", reza la breve misiva firmada por Novák.

La relación entre el Fidesz y el PPE estaba cargada de roces desde hace años y la salida de los eurodiputados húngaros del grupo hace dos semanas llegó poco después de que el PPE votara enmendar sus normas internas para permitir acelerar la expulsión de la delegación magiar en su conjunto, en lugar del procedimiento que hubiese requerido votar individualmente para cada legislador.

Hasta el momento se desconoce con qué partidos se aliará el Fidesz en la Eurocámara. Al respecto, en las últimas semanas ha mantenido contactos con formaciones derechistas y nacionalistas, como el partido polaco Ley y Justicia (PiS) y la Liga italiana de Matteo Salvini.

Las tensiones entre el Fidesz y el PPE se agravaron en 2019, cuando, en plena campaña para las elecciones europeas, el Gobierno de Orbán acusó al entonces presidente de la Comisión Europea (CE), el conservador Jean-Claude Juncker, de ser cómplice de un supuesto complot para traer a Europa a millones de refugiados.

El PPE decidió entonces suspender temporalmente al Fidesz, lo que implicó que no tenía derecho a voto.

Luego la pandemia atrasó el procedimiento de expulsión, ya que la votación necesaria requiere, según los estatutos del PPE, la presencia física de los eurodiputados.

Los miembros del PPE que favorecieron la expulsión acusan al Fidesz de haberse alejado de los valores democráticos europeos en un momento en el que la CE tiene abiertos varios procedimientos jurídicos contra Budapest.

(c) Agencia EFE