Fiambre, plato tradicional que une a guatemaltecos en Día de Muertos

Más destacado

Por Pablo Palomo Reyna. Corresponsal

Guatemala, 1 Nov (Notimex).- El fiambre, un abundante plato con base en embutidos y vegetales, reunió hoy a las familias y amigos que acostumbran degustar el manjar infaltable en los tradicionales festejos del Día de Muertos en Guatemala.

La costumbre establece que las familias preparan el plato frío desde días antes del 1 de noviembre, día feriado en el país centroamericano por la conmemoración del Día de los Santos Difuntos.

Además de las visitas a los panteones, entre los que destaca el Cementerio General de la ciudad de Guatemala, el mayor del país, que se convierten en auténticas romerías, es una costumbre enraizada entre los guatemaltecos comer fiambre en estos días.

"El fiambre es un plato muy tradicional, que une a las familias guatemaltecas para su elaboración y luego para su degustación", dijo a Notimex Aura Équite, chef jefa de cocina internacional del Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap).

Señaló que "cada familia decide qué ingredientes poner para darle un toque especial, y se prepara con algunas variantes dependiendo la región del país", dijo la especialista, quien consideró que una de las claves de la elaboración del plato "es mezclar de forma adecuada los numerosos ingredientes, embutidos y carnes que lleva.

El fiambre lleva zanahorias, repollo, coliflor, remolachas, chile verde y pimiento, lechuga escarola, palmito, elotitos, pepinillos, pacaya, champiñones, carne de cerdo, pescado seco, longanizas, chorizos, salchichas, quesos, lengua salitrada, jamón de pavo, butifarras, gallina cocida, entre otros ingredientes.

El plato se acompaña con bebidas y postres típicos como rosa de jamaica, tamarindo, horchata, ayote en dulce –el más representativo de la temporada-, jocotes o manzanillas en miel.

El Intecap, una entidad del sector privado del país y la mayor institución de capacitación, celebró por décimo año consecutivo el día del fiambre, que consistió en la elaboración, venta y degustación de mil 500 libras –plato por libra- del alimento.

El fiambre fue servido a numerosas familias y comensales habituales del restaurante de la sede principal del Intecap, ubicado en la céntrica zona uno de la ciudad de Guatemala, un establecimiento con capacidad para 200 personas.

El plato es uno de los estelares de la rica y variada gastronomía nacional, añadió Équite, quien dijo que los guatemaltecos esperan la temporada del Día de los Muertos para degustar el fiambre.

El fiambre elaborado en el Intecap, por alumnos de los cursos de cocina internacional, lleva 13 clases de embutido y 16 hortalizas y vegetales, aceite de oliva, quesos, alcaparras, aceitunas, caldillo y otras especies, entre los numerosos ingredientes que lleva el plato frío, precisó la profesional de la cocina.

La carne que se destina al platillo proviene del Centro en Tecnología de la Carne del Intecap, con lo cual se garantiza la calidad del producto, lo mismo del resto de los ingredientes que son de primera, según la chef.

Una de las quejas de muchas amas de casa es que para la temporada suben de manera exagerada los precios de los ingredientes para el fiambre, que se vende en restaurantes y comercios de embutidos a un precio de entre 60 y 80 quetzales por plato (7.70 y 10.3 dólares).

El Intecap ofreció el tradicional platillo a 40 quetzales la libra de fiambre (5.2 dólares), precio de costo, pues "la intención no es comercial, lo que se pretende es fomentar la tradición y la costumbre de reunir a la familia para compartir el fiambre del Día de Muertos", puntualizó Équite.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, acudió a mediodía al Cementerio General de Antigua Guatemala (ciudad colonial y turística ubicada a 45 kilómetros al oeste de la capital) a "honrar la memoria" de su padre fallecido hace nueve años y de sus abuelos.

Dijo a periodistas que luego de la visita al panteón se reuniría con su esposa Rosa Leal, sus dos hijos y sus nietos en la residencia familiar en la capital para seguir la "rica tradición" de comer fiambre.

Los especialistas estiman que el plato fue creado por necesidad o por casualidad en la época de la conquista española, y establecen que el fiambre "es una comida que conjuga mil sabores en un platillo lleno de identidad nacional".

Una de las leyendas de su creación indica que unos misioneros elaboraron el platillo juntando todos los ingredientes y vegetales que tenían a la mano como una manera de hacer abundante el alimento y que rindiera para alimentar a numerosas personas.

NTX/PPR/CMV/

Cargando...