FGR no necesita una nueva ley; no cumple con la que tiene, critican

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 23 (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía General de la República (FGR) no necesita una nueva ley para operar porque ni siquiera ha implementado su actual marco normativo, criticaron esta tarde Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, y Karla Quintana Osuna, comisionada nacional de Búsqueda.

Durante el foro "¿Necesita la FGR una nueva Ley Orgánica?", organizado por México Evalúa, ambos funcionarios federales cuestionaron que el Congreso de la Unión esté discutiendo una nueva legislación para la fiscalía general, pues a su parecer esa institución ni siquiera ha empezado a cumplir su actual marco normativo que data del 2018.

"¿Necesita la fiscalía una nueva Ley Orgánica? No se necesita una nueva Ley Orgánica, ¿qué sí se necesitamos? En primer lugar, evaluar la ley que tenemos vigente, que tiene apenas dos años y que fue construida de manera colectiva.

"Es muy claro que la ley vigente nunca instaló un consejo ciudadano, nunca se instaló una unidad de transición o el centro de formación y servicio profesional de carrera, tampoco se presentó el plan estratégico o de persecución penal, es decir, hay muchas deudas de la propia ley vigente que nunca se analizaron y nunca se implementaron", dijo Karla Quintana.

La comisionada nacional de Búsqueda ha sido una de las funcionarias que más críticas ha emitido contra la nueva Ley de la FGR, la cual fue aprobada en el Senado de la República y ahora está en la Cámara de Diputados, ya que en un inicio estaba redactada de una forma que la fiscalía general podía eximirse de sus responsabilidades en casos de desaparición, trata de personas, agresiones a periodistas, entre otros.

Sin embargo, Quintana Osuna destacó que esa redacción ambigua se logró echar atrás por la presión de los familiares de víctimas, pero aún quedan pendientes de revisar las "letras chiquitas" de la ley, donde, a su parecer, se resalta la autonomía de la FGR en un intento por no obligarla a colaborar con dependencias del gobierno.

Por su parte, Santiago Nieto, titular de la UIF, coincidió en que no es necesario crear una nueva ley para la fiscalía, ya que esta institución, encabezada por Alejandro Gertz Manero, aún tiene muchos temas pendientes por cumplir.

"¿Necesita la fiscalía general una nueva Ley Orgánica? Yo me uno a lo que hemos escuchado hasta este momento, la pregunta sería ¿para qué si la actual (ley) no se ha instrumentado?", mencionó Nieto Castillo.

Durante su intervención, el responsable de la UIF recordó que la legislación original de la FGR, diseñada en 2018 tras un amplio debate, proponía un mayor acercamiento con las víctimas; garantizar la participación de grupos internacionales en investigación de delitos; generar un servicio civil de carrera; crear una unidad de transición para dejar atrás la estructura de la antigua PGR; establecer un Consejo Ciudadano, diseñar un plan de persecución penal enfocado en fenómenos delictivos y no delitos aislados.

No obstante, a dos años de haber entrado en vigor la ley de la fiscalía, Nieto Castillo cuestionó: "La ley fue redactada con esa visión y finalmente fue aprobada y entró en vigor, ¿cuál es el diagnóstico fáctico? La ley no se ha aplicado".

Al igual que los funcionarios federales, especialistas en impartición de justicia criticaron que la FGR no ha puesto en marcha su ley del 2018.

"El pasado mes de enero el fiscal general cumplió dos años de gestión sin dar resultados y sin prácticamente aplicar la ley, pero no fue convocado a rendir cuenta de manera previa a la discusión de un nuevo marco normativo, es decir, se aprobó la nueva ley sin haber puesto en operación la vigente y sin cuestionamientos sobre tal omisión. Esto en un Estado democrático y con contrapesos, sería impensable", dijo Christel Rosales, investigadora de México Evalúa.