FGR asegura predio de Teotihuacan donde edificaban obras irregulares

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 31 (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía General de la República (FGR) aseguró el predio de las parcelas 19 y 23 en Oztoyahualco, que forma parte del perímetro de la Zona Arqueológica de Teotihuacan, donde se llevaban a cabo obras irregulares con maquinaria pesada, lo que representó la destrucción de vestigios arqueológicos.

El 29 de marzo, en una carta, un grupo de investigadores pidió al INAH que interviniera de manera "inmediata" para detener la destrucción y alteración de contextos arqueológicos en Oztoyahualco.

"Se trata precisamente del área donde el INAH compró hace apenas algunos años algunos terrenos, pero que, al quedar sin ninguna vigilancia, han sido objeto de destrucción y saqueo. Sabemos que desde hace aproximadamente un mes se comenzaron a realizar diversas obras y varias construcciones en este lugar, aprovechando la poca supervisión por parte del INAH por el confinamiento y la falta de recursos del Departamento de Protección Técnica y Legal", dijeron los especialistas.

Ahora, dos meses después de esa denuncia hecha por investigadores, el INAH y la Secretaría de Cultura informaron del aseguramiento que hizo este lunes la FGR, acción que forma parte de la Carpeta de Investigación FED/FECOC/UEIDAPLE-MEX/0000051/2021 y su acumulada FED/MEX/TEX/0002008/2021.

"Como parte de las medidas tomadas, la Fiscalía General de la República colocó un fragmento de los puntos resolutivos de la orden de cateo y, derivado de ella, se colocaron diversos sellos en el perímetro del inmueble, donde se establece su aseguramiento", dijeron las instituciones culturales en un comunicado.

El pasado 21 de abril, el Instituto envió un primer comunicado en el que detalló que el 4 y 5 de marzo de 2021, realizó una primera inspección, confirmó que las obras se realizaban de manera irregular y colocó los primeros sellos de suspensión.

Para el 30 de marzo, que es el tiempo que la ley otorga al propietario del predio para la regularización del proyecto, el personal del INAH constató que los sellos de la primera suspensión habían sido violados y que las obras continuaban de manera ilícita, así que procedió a colocar nuevos sellos. Además, el 20 de abril, levantó la denuncia correspondiente.

El INAH y la Secretaría de Cultura indicaron que el aseguramiento se llevó a cabo con el apoyo de 250 elementos de la Guardia Nacional y 60 elementos de la Policía Federal Ministerial, así como peritos especializados.

"Una vez asegurado el inmueble, este quedó a resguardo de la Policía Municipal de Teotihuacan, a petición de la Fiscalía General de la República", señalaron.