Cómo será el primer festival online de Cosquín Rock

Gabriela Origlia

Cosquin Rock tendrá en agosto su primer versión online

CORDOBA.- La primera semana de agosto -aunque no está definida esa es la fecha más segura- será el Cosquín Rock Festival Online, el más grande de Hispanoamérica. José Palazzo, productor del evento -que en este caso va asociado a Magnética e Indexaris- cuenta que la transmisión no es el reemplazo del Cosquín Rock Buenos Aires que se hará en noviembre ni del de Santa María de Punilla, en febrero. Es el lanzamiento de una productora de contenidos que permite una suscripción mensual o la compra de determinados recitales y que coexistirá con los espectáculos en vivo.

"Es la globalización de la producción -dice a LA NACION-. Hace tres años que mi socio empezó a trabajar en esto con la idea de transmitir todos los Cosquín de fuera de la Argentina y hace una década que el de Córdoba va gratis por streaming. Pero esta plataforma apunta a más, a contenidos exclusivos para fans de Cosquín Rock. Ya estaba armada y ahora, que tenemos que estar en casa, la lanzamos. Está todo listo, lo que demora un poco más es la coordinación de cómo van habilitando movimientos en la cuarentena distintos países y ciudades".

El Cosquín Rock tiene presencia en una decena de países. Este año, por el coronavirus debió suspender su edición en España. En agosto, en la plataforma se reunirán artistas en la Argentina, Uruguay, Chile, México, Colombia, Paraguay, Perú, Bolivia, Estados Unidos y España. Habrá tres escenarios en simultáneo con unos 25 músicos en cada uno. "La grilla está casi cerrada; en cada lugar las bandas estarán tocando juntas, respetando los protocolos, pero como si tuvieran público, por eso es clave que los que están separados por el aislamiento puedan reunirse", apunta Palazzo.

Habrá tres escenarios en simultáneo con unos 25 músicos en cada uno. "La grilla está casi cerrada; en cada lugar las bandas estarán tocando juntas.

En Córdoba, por ejemplo, el escenario es la Plaza de la Música; en Buenos Aires, uno es La Trastienda; también hay algún teatro y estudios de grabación. El aislamiento, insiste el productor, impulsó a repensar la forma en la que se entiende el entretenimiento. La organización, además, permite reactivar la fuente de trabajo de artistas y técnicos.

La apuesta a la integración tecnológica es la clave para ofrecer una experiencia de entretenimiento que permita interactuar con los artistas, con chats en vivo, elección de la cámara para seguir los recitales, realidad virtual y meet and greet.

Palazzo no da todavía nombres de bandas porque espera confirmar los protocolos de movimiento en los distintos puntos, pero insiste en que la grilla será "impresionante". Y concluye: "La tenemos casi cerrada y atraerá a un gran público, que es el que tiene el festival a donde va".