Festival de Cine de La Habana se hará en 2 etapas por COVID

Associated Press
·3  min de lectura
ARCHIVO – En esta fotografía del 4 de diciembre de 2012 personas llegan al Teatro Karl Max para la ceremonia inaugural de la 34a edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana, Cuba. Uno de los festivales más antiguos del continente se dividirá en dos partes, una en su fecha tradicional en diciembre y la segunda en marzo, anunció el presidente del festival el jueves 19 de noviembre de 2020. (Foto AP/Franklin Reyes, archivo)
ARCHIVO – En esta fotografía del 4 de diciembre de 2012 personas llegan al Teatro Karl Max para la ceremonia inaugural de la 34a edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana, Cuba. Uno de los festivales más antiguos del continente se dividirá en dos partes, una en su fecha tradicional en diciembre y la segunda en marzo, anunció el presidente del festival el jueves 19 de noviembre de 2020. (Foto AP/Franklin Reyes, archivo)

LA HABANA (AP) — El Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, uno de los más antiguos del continente, se dividirá este año en dos partes: una en su tradicional fecha de diciembre, y otra en marzo para dar tiempo a que mejore la situación de la pandemia y con la premisa de defender la presencialidad en este tipo de encuentros culturales.

El presidente del evento, Iván Giroud indicó el jueves que el festival, que cada año convoca a lo más granado del séptimo arte del continente y tiene un concurso al que se presentan decenas de obras en varias categorías, tendrá dos “dosis”.

Del 3 al 13 de diciembre se presentará un “panorama latinoamericano” de cine contemporáneo, documentales y galas especiales con un total de 92 cintas. Pero el concurso, que es el plato fuerte, irá del 11 al 21 de marzo.

“Siempre se planteó hacer un festival con presencia física y no virtual... Nosotros sí teníamos la convicción de que en un festival como el de La Habana, cuyo centro y principal característica es el público, es absurdo renunciar” a este elemento, dijo Giroud en un encuentro con periodistas.

El propio cartel de anuncio del festival --diseñado como si fuera un recetario médico-- habla de esta suerte de “dosis”, una iconografía que también se desarrolló en el corto promocional.

En la primera etapa de diciembre se proyectarán fuera de competencia películas como las argentinas “El maestro” y “El silencio del cazador”, las chilenas “Diablada” y “Matar a Pinochet”, la dominicana “Hotel Coppelia” y la hondureña “90 minutos”, entre otras.

Para los días de diciembre, además, habrá dos secciones de concursos: la de guiones, con un récord de 800 obras inscritas, y la de carteles. Ninguna requiere de aglomeraciones.

Igualmente se transmitirán algunas películas por la televisión pública de la isla, con la autorización de los creadores.

Giroud indicó que la sección de concurso de marzo ya está cerrada con un centenar de obras, pero no quiso adelantar nombres de películas o jurados, que normalmente son personalidades que viajan a Cuba como invitadas.

Por su parte el director del festival, Yumey Besú, indicó que para ver estas películas planteadas para diciembre los cines cubanos sólo se llenarán en un 30% y las sesiones serán lo suficientemente espaciadas para que haya tiempo de desinfectar las salas.

Los organizadores indicaron que cuentan hasta ahora con el buen manejo de Cuba para contener el COVID-19 con pocos contagios y decesos en comparación con otros países. En la isla se reportaron desde marzo a la fecha poco más de 7.500 casos y sólo 131 muertos.

“Todavía estamos lejos de evaluar las consecuencias que pueda traer (la pandemia). Ya el cine venía siendo impactado desde que comenzó la digitalización con todas las posibilidades que dan las plataformas”, comentó Giroud.

Aunque a lo largo del año los diferentes festivales del mundo fueron buscando soluciones que fueron de la suspensión a la realización “virtual” de los eventos, Giroud defendió que estos sean en general presenciales, incluso si una parte se transmite por televisión o está accesible por internet.

“Un festival de cine como el de La Habana, que tiene 42 años y que espera tener muchos, muchos más, tiene que defender el cine en la sala” porque “el hecho cultural y social que se genera en una sala de cine es un hecho irrepetible”, manifestó el directivo.

___

Andrea Rodríguez en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP.