Ferrari, sin el tercer F1 más rápido a pesar de las actualizaciones

Jonathan Noble
·2  min de lectura

En el pasado GP de Gran Bretaña, Charles Leclerc pareció la alternativa a Mercedes y Red Bull, ya que se clasificó cuarto y luego subió al podio después del drama de los neumáticos en las últimas vueltas.

Pero aunque la configuración de baja carga aerodinámica del SF1000 para Silverstone parecía más fuerte que la de sus rivales McLaren y Racing Point, el equipo de Maranello no cree dominar la zona media de la parrilla.

Cuando Motorsport.com le preguntó si Ferrari pensaba que su auto ahora era el tercero más rápido de la F1, Binotto dijo: “Claramente estamos detrás de Mercedes y Red Bull. Y creo que estamos muy cerca de los demás".

“Aquí [en Silverstone] trajimos un paquete de baja carga aerodinámica que nos dio un par de décimas, pero creo que está bastante igualado".

Mira:

Técnica F1: Mercedes, Ferrari, Racing Point y Red Bull en Silverstone

"Habrá carreras en las que estemos más cerca y otras en las que acabemos por delante. Por lo tanto, es nuestra tarea, nuestro deber, desarrollar el monoplaza".

El podio de Leclerc en Silverstone fue una buena noticia para el equipo después de un comienzo de temporada difícil, pero Ferrari dejó el Gran Premio de Gran Bretaña con sentimientos enfrentados después de que Sebastian Vettel viviera un fin de semana frustrante.

Sufrió problemas en el coche el viernes y el sábado por la mañana, y nunca se sintió cómodo con el pilotaje durante la clasificación y la carrera.

Binotto tenía claro que el equipo no podía ignorar los aspectos "negativos" del fin de semana, y que tenía que trabajar para asegurarse de que no se repitieran en el futuro.

"Creo que con Charles optimizamos el paquete y sacamos la mayor parte del potencial del coche", reflexionó. “Y fue una gran carrera, muy feliz en ese sentido".

“Creo que generalmente trabajamos bien durante el fin de semana, en el circuito, en el paquete aerodinámico y en la gestión de los neumáticos".

“No podemos estar contentos con los problemas que tuvimos el viernes, que son problemas de fiabilidad y problemas de instalación que simplemente no ayudaron a la situación de Sebastian. Así que el fin de semana no fue un fin de semana perfecto por nuestra parte".

“Eso deja a un lado el rendimiento general del monoplaza, que en este momento no es lo suficientemente bueno. Así que el fin de semana no fue perfecto en general. Si bien hubo grandes cosas, también hubo cosas negativas”.