Ferraresi, un hombre fiel a Cristina y vice del Instituto Patria, que esperaba hace un año ser parte del gabinete

María José Lucesole
·2  min de lectura
Jorge Ferraresi junto a Oscar Parrili en un encuentro del Instituto Patria en el partido de Merlo
Fuente: Archivo

LA PLATA.- "Alberto me ofreció el Ministerio de Hábitat. Y voy a aceptar". Jorge Ferraresi -ingeniero civil, intendente Avellaneda, armador del Frente de Todos y vicepresidente del Instituto Patria- informó a su jefa política, Cristina Fernández de Kirchner el fin de semana.

Esperaba hace un año la propuesta, cuando el Frente de Todos ganó la elección presidencial. Pero entonces otro alcalde, Gabriel Katopodis, fue el representante de los intendentes peronistas elegido para integrar el gobierno nacional.

Ferraresi fue uno de los armadores de la fórmula que permitió la unidad de Cristina y Alberto Fernández, pero siempre estuvo muy identificado como un intendente kirchnerista puro. En el parque de villa Domínico, de Avellaneda, se sucedieron los primeros actos para lograr la unidad, cuando se comenzó a trabajar para sacar del poder a Mauricio Macri.

Ferraresi que había llegado a la intendencia de ese distrito al sur de la capital federal en 2009 durante el gobierno de Daniel Scioli, fue uno de los alcaldes que más resistieron a Juntos por el Cambio, desde el poder territorial.

Resistió a Macri. Y a María Eugenia Vidal. Y su voz se alzó cuando la ola amarilla arrasó en la provincia, cinco años atrás.

Su carrera política había comenzado una década atrás de la llegada de Macri al poder. Exsecretario de Obras Públicas y exconcejal reemplazó al histórico dirigente Baldomero Alvarez de Olivera, en el poder ejecutivo de Avellaneda cuando "Cacho" asumió como ministro durante el gobierno de Daniel Scioli.

Deja un municipio ordenado en medio de la crisis: el 80 % de los recursos del distrito son propios, según informaron sus aliados peronistas del gobierno provincial. Y tiene mayoría política en el Concejo Deliberante. "Es un intendente de Cristina", dicen los alcaldes que lo despiden.

Comparte con Alberto la pasión por Argentinos Juniors. Y la idea de urbanizar en tierras fiscales: es uno de los intendentes que más viviendas construyó en las villas de emergencia.

Pero no todos lo quieren dentro y fuera del partido. Hay quienes opinan que en su reemplazo de Alvarez de Olivera olvidó unos de los preceptos de la liturgia peronista: la lealtad.