La "feroz batalla" por Soledar, el enclave crucial para dominar Bajmut al que se han lanzado los mercenarios de Wagner

Edificios destrozados en Soledar
Edificios destrozados en Soledar

Edificios destrozados en Soledar

La tregua es una historia ya muy lejana. Si ni siquiera el decreto de alto el fuego de Putin paralizó las bombas de uno y otro lado, la vuelta a la ‘normalidad’ bélica ha reactivado una nueva pelea estratégica en la gran batalla por el Donbás.

Las autoridades de Ucrania han alertado este lunes de que las tropas rusas se han lanzado contra Soledar, una localidad de algo más de 10.000 habitantes perteneciente a Donetsk y muy cercana a Bajmut, que venía siendo epicentro de los peores combates en las últimas fechas.

Según Kiev, no son directamente militares de Moscú, sino paramilitares del grupo Wagner, las tropas mercenarias al servicio de Putin. Lo ha indicado la viceministra de Defensa, Hanna Malyar, que describe los acontecimientos actuales en la zona como “feroces batallas”, como recoge Europa Press.

“El enemigo volvió a intentar desesperadamente asaltar la ciudad de Soledar desde diferentes direcciones y lanzó a la batalla a las unidades más profesionales” conformadas por efectivos de Wagner, ha añadido hoy el coronel general Oleksandr Syrskyi, comandante de las tropas terrestres ucranianas, como recoge por su parte EFE.

Una situación “difícil” de sostener, añaden las citadas fuentes ucranianas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Soledar es ahora el objetivo ruso en su intento por recuperar parte del terreno inicialmente invadido en Ucrania. Sin embargo, la contraofensiva nacional, que tantas ciudades logró liberar meses atrás, defiende “cada metro cuadrado” de una localidad estratégica por servir de ‘puente’ hacia Kramatorsk, Slaviansk y especialmente la ‘deseada’ Bajmut, los principales bastiones ucranianos en el Donbás.

Porque unos pocos kilómetros al sur, el gran objetivo sigue siendo esa última, Bajmut, de más de 73.000 habitantes e importantes infraestructuras, por ser la ‘arteria’ principal de la zona, aunque actualmente sea una ciudad casi fantasma. Para Kiev esta es la ciudad en la que Rusia ha concentrado casi todos sus esfuerzos desde hace tiempo. De hecho, desde Moscú se presume de haber conquistado una villa cercana, la de Bajmutske, como paso previo.

Pero Bajmut también es un símbolo. Volodimir Zelenski definió recientemente a esta ciudad como la “fortaleza de nuestra moral”. Y en esa lucha, kilométrica y cruel, persisten Kiev y Moscú, con la ayuda de sus mercenarios, camino de los once meses de guerra y sin un verdadero descanso.

Related...