Fernando Gago se viste de entrenador por primera vez: la vigilia del debut en Aldosivi de un apasionado por el fútbol

Darío Palavecino
·5  min de lectura

MAR DEL PLATA.- Fue campeón con Boca. Paseó su jerarquía por el Real Madrid. Y disfrutó su último tiempo en Vélez hasta que, casi de un día para el otro, confirmó su retiro como jugador. Así de sorpresivo también fue su ingreso al mundo de los entrenadores, cuando hace apenas tres semanas Aldosivi lo confirmó como cabeza del plantel que afrontará esta nueva temporada en la primera división del fútbol argentino. En silencio, bien lejos de la prensa y encerrado en el armado de su equipo, Fernando Gagoprepara el debut que lo espera este sábado, de local en el Estadio José María Minella y ante Godoy Cruz de Mendoza. Todo pasa rápido en su vida: recién cumplirá 35 años el 10 de abril.

La TV Pública, cerca de sumar partidos de la Copa de la Liga a su pantalla

Un voto de confianza de la institución marplatense tras la desvinculación de Guillermo Hoyos, el director técnico que se despidió luego de 24 partidos y una floja performance, en particular sobre el último tramo, con una serie de derrotas que terminó por sellar su suerte en estas playas. Se habló de un acuerdo para rescindir el contrato, pero lo cierto es que hubo claras señales de la conducción del club para que busque otros horizontes.

Casi no hubo margen para rumores de otros candidatos. La comisión directiva que lideran José Moscuzza y su hijo homónimo dio el guiño cuando desde el entorno cercano involucrado en las cuestiones deportivas les acercaron la propuesta de Gago, que llegó con Federico Insúa como principal ladero en su equipo de colaboradores.

La suspensión de los descensos permitió al club marplatense tomarse estas licencias de experimentar sin demasiadas urgencias. Con Hoyos se dieron algunos momentos de buenas insinuaciones pero pesaron las caídas, que sonaron a estruendo cuando durante la última competencia se repitieron como local.

A Aldosivi se lo reconoce en el mercado como un club "austero pero cumplidor". Se ha permitido algún presupuesto más holgado con los entrenadores y nunca se hundió en aventuras económicas para contratar nombres rutilantes.

Por el contrario, mantiene una política de desarrollo de inferiores a la espera de juveniles que permitan recuperar parte de lo invertido. Su protagonismo en primera división le permitió convertirse en la institución vidriera para muchos valores que son de la zona e incluso del interior cercano. Amplió su pensión para darles alojamiento y servicio a esas futuras promesas, que empiezan a medir su potencial con la participación que Aldosivi tiene en los torneos juveniles oficiales de AFA. Otro esfuerzo de alto costo que se espera recuperar con futuras ventas.

La pretemporada

Algo de eso ya logró hace algún tiempo cuando, por ejemplo, logró transferir a Santiago Rosales, delantero que pasó a Racing de Avellaneda en más de dos millones de dólares. O Jonathan Galván, que con su pase a Colón de Santa Fe reportó más de un millón de dólares a la cuenta de Aldosivi.

Gago, conforme con el predio de Aldosivi

Gago, según se pudo conocer, valoró además las condiciones del predio que el club tiene junto a la Reserva Natural del Puerto, donde durante los últimos meses se ha trabajado en el resembrado y mantenimiento de las canchas. Allí entrenan desde el baby fútbol hasta la primera división.

La luz verde en esta nueva carrera encuentra a Gago con un plantel que recién ahora tiene casi completo y a disposición. Los casos de Covid 19 se repitieron y menguaron las posibilidades de trabajo en simultáneo, objetivo que por fin puede realizar por estos días, con un único jugador en condición de aislamiento, Rodrigo Contreras.

Desde que llegó pudo darse el gusto de dos deseos cumplidos. Sus primeros refuerzos son Gaston Lodico, un volante ofensivo de 22 años que llega desde Lanús, y Lautaro Guzmán, un delantero de 21 que viene de jugar en Talleres de Córdoba. El primero podría ser titular este sábado.

En las últimas horas apareció la primera complicación: Lucas Villalba, el lateral por izquierda que había echado raíces en el club, fue tentado por Argentinos Juniors. La dirigencia, ajena todavía a esa negociación, intervino. El técnico lo lo mandó a entrenar con la reserva. Ayer se cerró la negociación y el jugador se mudará a La Paternal.

En su único contacto con los medios, durante una conferencia de prensa en la que fue presentado junto a su equipo de colaboradores, Gago anticipó que en su estilo aparecen intenciones de buen juego, con posesión del balón e intensidad. "Hay que adaptarse a lo que hay", advirtió, seguro de que deberá sacar lo mejor posible de lo que tiene a mano. Pero sí dejó en claro que será perseverante en bajar sus ideas para que se genere "una identidad de juego" que se aproxime a lo que él demostró cada vez que pisó una cancha como jugador.

Por ahora la única medida, siempre a puertas cerradas, fue un amistoso con Independiente Rivadavia de Mendoza. Armó dos equipos que ganaron dos partidos breves de 40 minutos cada uno, el primero por 1 a 0 con gol de Federico Andrada y el segundo por 3 a 1, con dos tantos de Rinaldi y otro de Contreras.

El posible equipo que presentaría Gago sería con Pocrnjic en el arco; Emanuel Iñíguez, Jonathan Schunke, Fernando Villava y Federico Milo. Gastón Lódico, Gastón Gil Romero y Leandro Macien en medio campo, y en ataque Malcom Braida, Federico Andrada y Lautaro Guzmán.